Archivo de la etiqueta: patologías

Caso clínico: Hiperplasia condilar unilateral

Caso presentado por el Dr. Sergio Olate en el International journal of odontostomatology

Hiperplasia condilar unilateralHiperplasia condilar unilateral

Paciente mujer, de 28 años, acude a la consulta con asimetría facial y desvío de mentón de 10mm.

En la evaluación con tomografía cone beam se demuestra un aumento en el tamaño del cóndilo derecho, con disminución del tamaño del área articular superior.

La radiografía panorámica presenta una clara diferencia de forma y tamaño entre ambos cóndilos, ramas y ángulos mandibulares, donde el cóndilo derecho ha sido diagnosticado con hiperplasia condilar

El estudio dental y oclusal también permiten definir asimetrías faciales; el canteo maxilar (desvío del plano oclusal siendo mas alto o mas bajo un lado que el otro) también es asociado a las asimetrías faciales. En la detección de esta alteración es mas importante el grado del canteo que la experiencia del observador, quien no siendo un clínico entrenado, puede percibir asimetrías faciales asociadas al canteo maxilar, donde 4° de canteo oclusal son detectados en el 90% de los casos, mientras que 3° de canteo son detectados en cerca del 50% de los observadores.

Las deformidades dentofaciales (DDF) son conocidas y su diagnostico es cada vez mas frecuente; las DDF asimétricas son un grupo de enfermedades de complejo manejo debido a las condicionantes estéticas y funcionales comprometidas. La etiología es variada, aunque la hiperplasia condilar suele estar asociada en los pacientes adolescentes y adultos; su diagnostico se establece mediante análisis facial, estudio con medicina nuclear, tomografías computadorizadas y otros exámenes

Bulimia: el dentista puede ser el primero en diagnosticarlo

Una valiosa información de Cuidatuboca.com

Bulimia

La bulimia y la anorexia son unas enfermedades que afectan principalmente a chicas jóvenes. Es una enfermedad que no sólo afecta a quien la padece en primera persona, sino que termina afectando a la familia al completo. Poder ver los primero signos de una chica o un chico que padece anorexia, es importante para poder tratarlo cuanto antes y que sea más sencillo el manejo de la situación.

No vamos a hablar del trastorno alimenticio en si, sino de la importancia del diagnóstico temprano. Para ello hay que saber qué tipo de personalidad. Suelen ser “hijos perfectos” ya que son muy responsables y con muy buenos resultados en el colegio. No obstante suelen ser muy caprichosos con sus comidas y además se vuelven más irritables.

Como padres hay que estar muy atentos a todos los posibles síntomas (empleo de dietas para mejorar el físico, alteración de la menstruación, ansiedad, deshidratación, aumento de caries dentales…)

Uno de los primeros profesionales sanitarios que puede detectar la bulimia es el odontólogo. ¿Cómo es posible? Pues porque las pacientes anoréxicas (aunque hay que decir que no sólo afecta a mujeres) suelen padecer erosión ácida en sus dientes. Esto es un desgaste del esmalte por la pérdida progresiva de esmalte y dentina. Está causada por los ácidos que provienen de los vómitos que se provocan.

No sólo causa el vómito la erosión ácida, sino cualquier tipo de alimento ácido que tomemos (tales como zumos ácidos aliños de ensaladas, bebidas carbonatadas…) ya que va debilitando la superficie del esmalte, desmineralizándolo y haciendo el diente más susceptible a caries, a abrasiones y además más sensible.

Por tanto, unas revisiones frecuentes al dentista no sólo van procurar una buena prevención bucal sino que pueden ayudar a diagnosticar otras patologías.

Caso clínico: Displasia Ósea Florida

Caso presentado en Marcilan.com

Una paciente mujer, 52 años de edad ha sido sometida a un examen mediante TC Cone Beam para la evaluación de unas lesiones radiopacas en su mandíbula.

Displasia Ósea Florida

Es posible observar múltiples lesiones mixtas en la mandíbula. Las lesiones parecen tener asociación con el diente endodonticamente tratado 46. Las lesiones parecen juntarse. Hay un centro radiopaco rodeado por una delgada margen radiolúcida y bordes escleróticos.

Las señales radiográficas son compatibles con la displasia ósea florida. Si las radiopacidades periapicales persisten en futuros exámenes radiográficos y la paciente sigue asintomática, la terapia endodóntica no se hará necesaria.

La displasia ósea florida es la forma múltipla de displasia cementária periapical. La lesión está compuesta por múltiplas radiopacidades densas donde el hueso normal es remplazado por un tejido cemento-óseo denso, acelular y rodeado por tejido conectivo fibroso periférico. La lesión está más propensa a la infección debido a su baja suministración vascular. No hay como diferenciar exactamente la displasia ósea florida o displasia cementária periapical. Sin embargo, la lesión es considerada displasia ósea florida cuando afecta 3 o más cuadrantes de maxilares o si es muy extensa en un solo maxilar.

Caso clínico: Osteoblastoma en niño de 6 años

Caso presentado por la Doctor Orlando F. Batallanos para el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas de Perú.

Si bien ya hemos tratado esta patología con anterioridad entre nuestros casos clínicos, este llama la atención por la corta edad del paciente, un niño de 6 años que acude a la consulta con un aumento de volumen progresivo a nivel del cuerpo mandibular derecho y dolor de moderada intensidad.

Osteoblastoma infantilOsteoblastoma infantil

Al examen radiográfico se observa una imagen de densidad mixta localizada en el cuerpo y ángulo mandibular derecho de limites definidos, bordes corticalizados y halo radiolucido parcial circundante, predominantemente osteoblástica con aspecto de rayos de sol y múltiples focos radiopacos en su interior que se extienden mesiodistalmente desde la porción radicular de pieza 32 hasta el ángulo mandibular derecho. Esto está ocasionando la expansión y deformidad marcada de las tablas óseas vestibular y lingual a predominio vestibular y la expansión en sentido caudal del borde inferior de la hemimandibula. Además se observa el desplazamiento medial, perdida de soporte alveolar de piezas 41,42 y 43, inclusión de piezas 44, 45 y 46 en el interior de la lesión, desplazamiento cefálico del germen de la pieza 47 y borramiento de la cortical del conducto dentario inferior a nivel del cuerpo mandibular.

Tras barajar distintas posibilidades como un fibroma osificante o un condroblastoma, tras el análisis histológico se diagnostica de manera definitiva un osteoblastoma, que ha de ser eliminado quirúrgicamente.

Las neoplasias de la mandíbula, presentan muchas dificultades para los clínicos como para los radiólogos, pues es necesario formular un diagnóstico preciso. Para ello es necesario estar familiarizado con los datos imagenológicos de las posibles lesiones tumorales. El osteoblastoma de la mandíbula, entre los diversos tumores de la región maxilofacial, parece tener cierta predilección. La edad en que este tumor ocurre con mayor frecuencia es entre los 5 y los 35 años, con un promedio de edad de 16.5 años y preferentemente en el sexo masculino.

Caso clínico: Sinusitis

Caso presentado por la Doctora Marcela Castillo para la Revista Chilena de Pediatría.

Un niño de 11 años de edad, sin antecedentes de importancia, que inició 10 días antes de la consulta en el Servicio de Urgencia un cuadro caracterizado por rinorrea serosa de mal olor y obstrucción nasal, al cual se agregó fiebre (hasta 39°C), tos predominantemente nocturna en las últimas 48 horas y halitosis.

Al examen físico se observaba un niño en buen estado general, febril, con evidente obstrucción nasal que obligaba al niño a respirar por la boca. La faringe se encontraba levemente congestiva y presentaba en la región posterior descarga de secreciones espesas. El resto del examen físico era normal.

Se solicitó radiografía de cavidades paranasales, en dos proyecciones: proyección anteroposterior o de Caldwell y occipitomentoniana o de Waters.

Sinusitis - ScieloSinusitis - Scielo

La primera muestra velamiento difuso del seno frontal y de las celdillas etmoidales del lado derecho; hay también velamiento del seno maxilar del mismo lado, aunque esto último es menos evidente en esta proyección. En el lado izquierdo los senos paranasales son de transparencia normal, lo que es de utilidad para efecto comparativo.

La segunda muestra velamiento difuso del seno maxilar derecho y trasparencia normal del seno maxilar izquierdo.

El diagnóstico es una evidente sinusitis frontal, etmoidal y maxilar derecha.

Caso clínico: Flebolitos

Caso presentado por el Doctor Gabriel García para el Centro Diagnóstico por imágenes

Flebolitos

Paciente masculino, de 12 años de edad, acude a la consulta para un estudio. En la evaluación del estudio radiográfico se observan múltiples imágenes radiopacas de densidad cálcica, límite definido y forma irregular, proyectadas en el tejido blando del lado derecho cráneo facial, a nivel del hueso temporal, maxilar superior, mandíbula y región prevertebral.

FlebolitosFlebolitos

En la evaluación de la tomografía volumétrica en cortes multiplanares, MIP (proyección de máxima intensidad) y reconstrucciones 3D observamos múltiples imágenes hiperdensas, de diferentes tamaños, ubicadas en el tejido blando de lado derecho correspondiente a la fosa temporal, espacio parotídeo, masticatorio, parafaríngeo, prevertebral, suelo de boca y región mentoniana, de forma semiredondeada y concéntrica, compatible con múltiples flebolitos.

Los flebolitos son pequeñas calcificaciones en el interior de una vena. Son muy comunes en el área pélvica y generalmente no suponen ninguna complicación, salvo que en esa zona a veces son difíciles de diferenciar de cálculos renales en una radiografía. En la zona facial, al tratarse de lesiones vasculares, suelen estar vinculados a hemangiomas.

Caso clínico: Granuloma Periférico de Células Gigantes

Caso presentado por el Doctor López-Labady en Acta Odontológica Venezolana.

Se presenta a consulta del servicio de clínica estomatológica de la Facultad de Odontología de la Universidad Central de Venezuela, paciente del género femenino y de 20 años de edad por presentar lesión en maxilar inferior.

Los antecedentes personales y familiares no son contributorios al caso. La paciente refiere inicio de enfermedad actual desde hace 3 meses aproximadamente, se encuentra asintomática y no ha recibido tratamiento previo a la consulta.

Al examen clínico extrabucal no hay evidencia de alguna patología y al intrabucal se observa lesión de naturaleza tumoral, localizada en maxilar inferior que se extiende desde el diente 42 al 46 con ausencia del diente 44, superficie lisa, color rojo, consistencia firme, sangrante a la palpación, de aproximadamente 2 cm de diámetro y la presencia de irritantes locales en los dientes adyacentes a la patología.

CPCG

Al examen radiográfico se observó un cambio en la radiopacidad ósea de la zona producto del proceso inflamatorio. Se indican exámenes de laboratorio tipo perfil prequirúrgico y hormona paratiroidea, estando todos dentro de límites normales.

Basados en el examen clínico, radiográfico y de laboratorio se plantea como diagnóstico clínico un Granuloma Periférico de Células Gigantes (GPCG) y dentro de los diagnósticos diferenciales granuloma piogénico y fibroma periférico odontogénico.

La conducta a seguir fue: interconsulta con endodoncia para tratamiento de conducto de los dientes 42, 43 y 45 por las condiciones radiográficas evidenciadas, terapia periodontal previa a la cirugía y extirpación quirúrgica de la lesión con su respectivo estudio histopatológico, reportando como diagnóstico definitivo GPCG.

GPCG

A la evaluación postoperatoria, la paciente evolucionó satisfactoriamente y al mes de haber sido evaluada no se observó evidencia de recidiva de la lesión.

Caso clínico: Ameloblastoma uniquístico

El caso de hoy ha sido documentado por el Dr. José Arturo Flores Espinosa y publicado por la Asociación Mexicana de Cirugía Bucal y Maxilofacial.

Paciente varón, de 56 años de edad, refiere el antecedente de intervención quirúrgica de quiste en región palatina hace 20 años sin complicaciones.

El padecimiento lo inicia desde hace un año con dolor moderado a la palpación, a nivel de zona retro-molar derecha con ligero aumento de volumen, sin evidencia de proceso infeccioso, sin movilidad dental.

En la exploración física extraoral se aprecia ligero aumento de volumen a nivel de ángulo mandibular lado derecho. En la fotografía intraoral se observa aumento de volumen en zona retromolar lado derecho, con zona desdentada, prótesis parciales removibles funcionales, sin evidencia de proceso infeccioso.

Ameloblastoma uniquístico

Se toma estudio radiográfico donde se observa lesión radiolúcida, bien delimitada a nivel de ángulo mandibular derecho, con expansión de corticales, sin relación con órgano dentario.

Se realiza punción y aspiración, de la cual se obtiene contenido líquido ámbar, característico de lesiones quísticas, con lo que se decide su programación para enucleación quística y curetaje, la cual se realiza bajo anestesia general. Se reseca la lesión en su totalidad apreciando la cápsula quística del ameloblastoma.

Se realiza estudio histopatológico en donde se puede observar un corte con lente de 40X, en el cual se aprecia el epitelio odontogénico y la característica de plexiforme.

Diagnóstico histopatológico: Ameloblastoma plexiforme acantomatoso uniquístico.

Ameloblastoma uniquísticoEn la radiografía de control a un año del postoperatorio, se observa disminución del espacio ocupado por la lesión, así como la aposición ósea.

Ameloblastoma uniquísticoEn la radiografía de control a 4 años, se observa importante aposición ósea, sin evidencia de recurrencia de la lesión.

Cáncer oral, causas, síntomas y tratamientos

Un divulgativo artículo de la Clínica Ferrus Bratos

Cáncer oral - Clínica Ferrus Bratos

El cáncer oral es sin duda una de las enfermedades bucales más peligrosas. Por esta razón es importante que acudas a tu dentista para realizar una revisión y ponerle remedio cuanto antes.

Algunas de las causas que producen el cáncer oral son:

  • Fumar puede ser de las costumbres más nocivas para tu salud oral y uno de los principales causantes del cáncer. Lo mismo sucede con el consumo excesivo de alcohol.
  • Higiene dental deficiente (las personas con una mala limpieza dental, tienen mayor riesgo de sufrir esta enfermedad).
  • Mal estado de las prótesis dentales.
  • No curar a tiempo otras infecciones bucales, como por ejemplo las aftas bucales.
  • No alimentarse bien también puede llevar a que se desarrolle este tipo de cáncer.
  • Ser infectado del virus del papiloma humano (VPH)
  • Algunos de estas causas pueden ser evitadas por el propio paciente.

Entre las zonas de la boca en las que puede aparecer el cáncer están:

  • La lengua (es una de las zonas más comunes)
  • El labio
  • La cara interna de las mejillas
  • El paladar
  • La encía en la que se encuentra el diente
  • Garganta

Así pues, cuidado si detectáis alguno de estos síntomas:

  • Manchas blancas en la boca (es importante acudir al dentista enseguida y no alarmarse, ya que puede tratarse de candidiasis bucal).
  • Una llaga en la boca que no se cura y que puede sangrar de forma contínua.
  • Caída de dientes.
  • Un bulto en el cuello (cuando se vea afectada la garganta).
  • Dolor de oído.
  • En estados muy avanzados de la enfermedad, el paciente podría tener dificultad para masticar, tragar o incluso hablar.

¿Qué es el apiñamiento dental?

Nuestros amigos de la Clínica Dental San Basilio han hecho un excelente resumen de una patología bastante común en los más pequeños de la casa, el Apiñamiento Dental.

apiñamiento dentalEs habitual que los padres consulten al ortodoncista cuando observan que los dientes del niño están saliendo torcidos. El apiñamiento dental es frecuente y se produce cuando no hay suficiente espacio en la mandíbula o el maxilar para albergar a todos los dientes permanentes.

Hay varias causas que explican esta falta de espacio:
Por un lado los factores que causan apiñamiento y sobre los que no podemos influir: genética, anomalías especificas del individuo (dientes mas grandes de lo normal, hueso muy pequeño). Por otro, hay factores que producen apiñamiento que podemos controlar: los más importantes son los hábitos de succión (chuparse el dedo o chupete demasiados años), la pérdida prematura de piezas dentales (provoca que los dientes permanentes ocupen espacios que no les corresponden) y las caries en dientes de leche sin arreglar.

No siempre hay que colocar un aparato de ortodoncia en cuanto se observa el apiñamiento. En las primeras etapas de la erupción dental permanente, si no se detecta otra maloclusión asociada, lo normal es que dejemos que el crecimiento del niño y el recambio dental continúen y lo vamos observando cada tres o seis meses, hasta decidir si será necesaria su corrección y cuál es el mejor momento para comenzar con ella.

En cambio, hay que comenzar a pensar en prevenir que el apiñamiento se produzca o se agrave cuando:

  • existe alguna maloclusión asociada, como una mordida cruzada posterior (paladar muy estrecho), o mordida cruzada anterior (los incisivos inferiores por delante de los superiores).
  • hay una evidente falta de espacio para la erupción de los colmillos definitivos.
  • hay espacios por pérdidas prematuras de dientes de leche, ya que estos espacios se pueden cerrar, colapsando el hueco del diente permanente que debe erupcionar después.

La solución es conseguir el espacio suficiente para que los dientes quepan alineados en la arcada:

  • recuperar espacios cerrados u ocupados por otros dientes.
  • haciendo el hueso más grande (ensanchando el paladar, desarrollando arcadas dentales).
  • disminuyendo la cantidad de dientes (extracciones).

A la hora de elegir la mejor opción, tendremos muy en cuenta como afectará lo que hagamos a la estética facial del paciente.

El apiñamiento dental dificulta la higiene pudiendo provocar acumulación de placa bacteriana y sarro, causante de gingivitis (enfermedad de las encías) y caries. Además produce desgaste excesivo de piezas dentales.

Es conveniente recordar que el apiñamiento dental suele encontrarse asociado a otro tipo de maloclusión, es decir, que en muchas ocasiones no basta con alinear los dientes, sino que hay que conseguir el engranaje correcto entre la arcada superior y la inferior.