Archivo de la etiqueta: implantes

¿Sabías el origen de los implantes dentales?

Desde tiempos muy remotos, sustituir los dientes en mal estado, ya fuese por caries o por roturas, etc… ha sido una necesidad imperiosa, además de una labor delicada por la ausencia de anestesia o cualquier otra cosa que hiciese de la implantología dental algo poco doloroso.

Se conoce que los etruscos (300a.C) fueron unos “dentistas” realmente habilidosos, obteniendo gran fama por la calidad de los implantes que creaban (tanto dentaduras como piezas dentales).

Estos implantes podían ser de marfil, madera o con dientes de fallecidos (especialmente abundantes en épocas de conflictos bélicos) o pobres a los que se les compraba por determinada cantidad económica.

Las formas de sujeción de estas piezas varía según la época, pues en ocasiones se hacía con un puente o incluso perforando la encía para asegurar mediante unos enganches la dicha pieza a la misma, disminuyendo el riesgo de que se cayese o moviese.

Afortunadamente en el siglo XVIII aparecieron las piezas realizadas en cerámica, y posteriormente las que se hacían con caucho, llegando hasta la actualidad y los modernos materiales y sistemas de anclaje que se usan.

origen de los implantes

 

Caso clínico: Implantes cigomáticos

Caso presentado por el doctor Pintor Willcock para la Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial

Implantes cigomáticos

Paciente de género femenino, de 55 años de edad desdentada parcial superior clase I de Kennedy que presentaba remanencia de las piezas 6 a 12 en boca, consulta para rehabilitar el sector posterior. De acuerdo al estudio radiográfico presenta una gran reabsorción bilateral por neumatización del seno maxilar por lo que se planifica una reconstrucción con injerto de calota e implantes en un segundo tiempo, tratamiento que rechaza por su alta morbilidad. Por esta razón se planifica la rehabilitación en base a implantes cigomáticos, para reemplazar hasta el primer molar. Para ello se instalan dos implantes cigomáticos a cada lado, 3 de 45 mm y uno de 40 mm.

Para rehabilitar en base a prótesis fija se requería la emergencia de los implantes sobre el reborde alveolar, para lo cual se modificó la técnica original. Los implantes del lado derecho se instalaron a nivel de las piezas dentarias 15 y 16. El implante posterior se ubicó por fuera del seno maxilar y el anterior por dentro pero con una angulación mayor con respecto al plano oclusal. En el lado izquierdo, en posición de las piezas dentarias 25 y 26, el implante anterior se posicionó por fuera del seno maxilar y el implante posterior por dentro con mayor angulación. Con esto se logró que los cuatro implantes emergieran en el reborde alveolar con una angulación dentro de límites aceptables.

Implantes cigomáticosEl uso de implantes cigomáticos, evita la necesidad de utilizar injerto óseo y acorta el tiempo de tratamiento. El protocolo original describe la colocación de un implante cigomático a cada lado, siempre dentro de una planificación de rehabilitación en desdentados totales, principalmente debido a la desventaja que según la técnica original la plataforma del implante se ubica en palatino. Esto genera problemas biomecánicos que permiten una rehabilitación solo en base a prótesis fija híbrida, genera problemas de higiene y en algunos casos problemas de articulación de la palabra.

El plasma rico en factores de crecimiento mejora la oseointegración de prótesis e implantes

Cita de un artículo de InfoSalus

Plasma

El plasma rico en factores de crecimiento mejora la oseointegración de prótesis e implantes, según se desprende de una tesis realizada en la Universidad del País Vasco, en la que colaboran el Centro de Investigación Cooperativa en Biomateriales (CIC biomaGUNE) de San Sebastián y en la empresa BTI Biotechnology Institute de Vitoria-Gasteiz.

La tesis doctoral ‘La activación biológica de los implantes: regeneración ósea mediante plasma rico en factores de crecimiento’, presentada defendida por Ricardo Tejero Cantero, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UPV/EHU, estudia la eficacia del plasma rico en factores de crecimiento en la estimulación de la regeneración ósea y la biointegración de los implantes.

Según ha detallado la UPV/EHU, en los años 90, el doctor Eduardo Anitua desarrolló la tecnología del plasma rico en factores de crecimiento (Endoret-PRGF) en cirugía oral y maxilofacial, y comprobó clínicamente que el uso de esta tecnología en combinación con implantes dentales producía una mejor integración de los mismos en el hueso y una mejor preservación de los tejidos blandos de las encías.

A partir de este punto, la tesis doctoral realizada por Ricardo Tejero se centra en estudiar los efectos en la regeneración ósea del plasma rico en factores de crecimiento, tanto en solitario como formando parte de un recubrimiento biomimético para implantes dentales.

El trabajo reúne seis artículos publicados en las revistas científicas internacionales de mayor prestigio del sector, entre los que destaca el artículo publicado en la revista ‘Progress in Polymer Science’, con un factor de impacto de 26, que pone de manifiesto que la mejora en la eficacia de los implantes depende de cuestiones como el diseño, la composición química y la topografía de los mismos, para hacerlos más parecidos a las estructuras óseas.

El artículo también analiza la importancia de biofuncionalizar estas superficies como paso clave para optimizar la interfase implante-tejido.

Con esta base, se abordó el trabajo experimental que buscó responder las siguientes preguntas: ¿mejora el plasma rico en factores de crecimiento la regeneración ósea?, ¿cómo es y cómo funciona una superficie de implantes modificada con plasma?

Los resultados, publicados en otros tres artículos experimentales, permitieron responder a estas preguntas, demostrando que el plasma rico en factores de crecimiento es capaz de estimular significativamente la creación de hueso nuevo en la superficie del implante.

Según Ricardo Tejero, “a través de estos estudios se ha demostrado que el plasma rico en factores de crecimiento Endoret (PRGF) es un procedimiento muy eficaz para biofuncionalizar una prótesis, ya que genera una interfase tejido-material óptima para promover la regeneración”.

Implantes dentales, mitos y mentiras

Implantes: Mitos y Verdades - ABC

El tratamiento con implantes dentales es un procedimiento sencillo pero que requiere una adecuada planificación y una completa explicación. Mediante prótesis colocadas sobre implantes, es posible recuperar la estética y la función correcta de la boca motivada por la pérdida de una o más piezas dentales. Sin embargo, para garantizar el éxito de esta medida terapéutica se deben conocer y superar algunos mitos y mentiras. Los expertos de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) ofrecen algunas claves sobre su uso.

No me puedo poner implantes porque no tengo suficiente hueso
Actualmente, se puede preparar adecuadamente el hueso para la colocación posterior del implante. Incluso, en pacientes que no tengan suficiente altura o anchura de hueso maxilar, se pueden ya colocar injertos óseos provenientes del mismo paciente o de un banco de huesos, injertos con materiales sintéticos o materiales biológicos. Posteriormente, una vez conseguido el nivel óseo necesario, será posible colocar los implantes.

Los implantes dentales pueden sufrir alergia o rechazo
Los implantes no sufren alergia ni rechazo, ya que el titanio tiene una excelente biocompatibilidad con los tejidos del organismo humano que los toleran sin reacciones alérgicas del sistema inmunitario. Lo que sí puede ocurrir es que no se consiga la osteointegración necesaria para mantener adecuadamente el implante en boca. Esta falta de osteointegración puede deberse a problemas técnicos durante la cirugía por parte del profesional (insuficiente formación, entorno quirúrgico inadecuado…) o a problemas dependientes del paciente (tipo de hueso del paciente y/o existencia de factores de riesgo, como determinadas enfermedades, tabaquismo o mala higiene).

Los implantes dentales son solo para las personas mayores que han perdido sus dientes
Los implantes se pueden colocar cuando el hueso maxilar y mandibular hayan terminado su periodo de crecimiento óseo (a partir de los 18 años aproximadamente). A partir de esos años, no hay limitaciones de edad y cualquier momento es bueno para aquellos pacientes que presenten ausencia de uno o más dientes, siempre y cuando tengan unos buenos hábitos de higiene y no presenten enfermedad periodontal sin tratar.

Cualquier dentista puede colocar implantes
El profesional dental que coloque los implantes debe estar muy bien formado y capacitado en implantes y cirugía implantológica. La terapéutica de implantes precisa de grandes conocimientos y de una importante pericia. El profesional que lleve a cabo esta intervención no solo ha de estar bien formado en implantes, sino que debe estar bien preparado para llevar a cabo y evaluar el estudio radiológico de la zona a implantar, y tiene que saber realizar un plan de tratamiento adecuado. Este profesional debe valorar la necesidad de tratamiento periodontal, protésico, rehabilitador, ortodóntico y oclusal, así como conocer y actuar frente a los factores de riesgo que presente el paciente.

Puedes leer el artículo completo en ABC Salud.

El implante dental más antiguo de Europa

Noticia publicada en El Mundo

Implante más antiguo de Europa - El Mundo

En un yacimiento de La Chêne, al norte de Francia, donde se querían levantar viviendas, se descubrieron por azar cuatro cámaras funerarias. Nada más abrir las tumbas, el equipo de arqueólogos que se trasladó hasta el lugar del hallazgo se encargó de fotografiar todo al detalle. Después, se llevó los restos a sus laboratorios donde finalmente descubrieron que se trataban de cuatro tumbas del siglo III a.C.

A medida que han ido avanzando las investigaciones, los expertos de la Universidad de Burdeos (Francia) han desvelado que los restos de una de las cámaras correspondían a una joven que murió en el año 250 a.C cuando tenía unos 20 o 30 años. Además, según sus datos, todo apunta a que esta mujer llevaba el implante dental más antiguo que se ha descubierto hasta ahora en Europa occidental, tal y como se publica la revista Antiquity.

Implante más antiguo de Europa - El MundoEn concreto lo que hallaron en la excavación fueron restos de la joven, brazaletes para embellecerla y 32 dientes, entre ellos uno de metal. El investigador Seguin fue el que se dio cuenta de que, tras contar los dientes, en lugar de 32 había 31. De hecho utilizó las fotos tomadas durante la excavación para confirmar que el lugar donde debía haber un diente, en realidad lo ocupaba un trozo de metal de unos 2,4 centímetros de longitud.

La hipótesis para explicar por qué se encontraba ahí la prótesis dental más aceptada por Martín-Francés es que el trozo de metal se hubiese introducido en la mandíbula al poco tiempo de la muerte de la mujer, ya que ésta lo pudo haber perdido en vida.

«Se le habría puesto el diente para embellecer el cadáver», apostilla. «Tal vez perdió el diente poco antes de morir. Después, le introdujeron el metal. Hay que tener en cuenta que si pierdes un diente el hueso se reabsorbe, en este caso el trozo de metal se consiguió introducir en el alvéolo del diente», añade la investigadora.

Un buen diagnóstico previo asegura la viabilidad de los implantes dentales

Un artículo de ABC Salud

Implantología - FOTOLIA

El uso de los implantes dentales ha supuesto uno de los cambios más importantes en la práctica odontológica. Sin embargo, a pesar de la predictibilidad de los tratamientos con implantes dentales, estos no están exentos de problemas. En los últimos años se ha constatado la alta frecuencia de trastornos asociados a los tejidos periimplantarios, que pueden conducir a la pérdida del hueso periimplantario y, finalmente, a la pérdida del implante.

Para hacer frente a este problema, lo más eficaz son las estrategias preventivas, que implementarse a lo largo de todo las fases de tratamiento y mantenimiento y que afectan a todos el equipo de la clínica dental (periodoncista, dentista, cirujano, prostodoncista, higienista dental, auxiliares, recepcionistas…).

Si el trabajo en equipo es, en la mayor parte de las ocasiones, la clave del éxito en la prestación de servicios de salud, en el caso de las enfermedades periimplantarias el papel que desempeña el trabajo en equipo es crucial. Sin duda, como asegura David Herrera, presidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), «cada miembro del equipo dental es básico para luchar contra las enfermedades periimplantarias».

Las enfermedades periimplantarias, enfermedades inflamatorias que afectan a los tejidos blandos y duros alrededor del implante osteointegrado, se producen como consecuencia de la respuesta del organismo a una infección bacteriana, de modo similar al que se produce en el caso de las enfermedades periodontales, explica Ignacio Sanz, de la Universidad Complutense de Madrid. En las mucositis no hay afectación de hueso, mientras que en las periimplantitis sí.

Tal y como recuerda este especialista, «la prevalencia de este grupo de patologías se dispara a partir de los 5-7 años de tener los implantes en función, pudiendo afectar hasta un 80 % de los pacientes y un 12-35% de los implantes». Por ello, resalta, «es fundamental que todo el equipo conozca cuales son las herramientas diagnósticas de las que disponemos, así como cuales son las variables clínicas que debemos monitorizar para distinguir los implantes en salud de los enfermos».

Realizan implantes dentales sin usar injertos óseos en una persona con osteogénesis imperfecta

Una buena noticia, desde Odontoespacio

Especialistas del Departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial y de la Unidad Dental de la Clínica Universidad de Navarra, han conseguido realizar con éxito siete implantes dentales en una persona afectada por la enfermedad de los huesos de cristal (osteogénesis imperfecta), sin utilizar injertos óseos.

Desde hace 15 años hasta la fecha, en la literatura científica aparecen seis casos descritos, según ha destacado a través de una nota la Clínica Universidad de Navarra.

Según el director de Cirugía Oral y Maxilofacial de la Clínica, el doctor Luis Naval, en todos ellos se recogen casos de osteogénesis imperfecta en los que “en la mayor parte se ha tenido que realizar algún tipo de regeneración ósea por falta de hueso adecuado debido a la enfermedad”.

De este modo, ha explicado, “el tratamiento de implantes dentales se complica, ya que precisa injertos de hueso, en su mayor parte tomados de la cadera, o de la propia mandíbula, alargando el tratamiento y añadiendo más intervenciones a personas que ya han sufrido muchas cirugías”.

El especialista ha señalado que “el paciente llevaba años siendo tratado con bifosfonatos con el fin de aumentar la calcificación ósea, un tratamiento que en los últimos años se ha comprobado que puede generar necrosis óseas en los maxilares ante pequeños traumatismos, lo que suponía un riesgo añadido”.

Para evitar este efecto adverso, ha destacado la CUN, el equipo de especialistas de la Clínica determinó suspender el tratamiento para la osteoporosis durante unos meses. Para la intervención, se administró sedación y anestesia local al paciente. De este modo, ha precisado Naval, “pudimos realizar todos los tratamientos en dos fases, separadas una y otra por varias semanas, colocando entre tanto prótesis provisionales”.

En la primera fase de la intervención se procedió a la extracción de las piezas dentales. A continuación, los cirujanos maxilofaciales escogieron una técnica denominada cortical split, consistente en provocar una fractura controlada (en tallo verde) del hueso maxilar para poder ensancharlo, colocar el implante y rellenar el defecto con virutas óseas del propio paciente, junto al empleo de un biomaterial en determinadas zonas que precisaban un aumento de la anchura de la mandíbula.

Diez mitos a desmontar sobre la salud bucodental (parte II)

Seguimos con la extensa lista de mitos sobre salud bucodental que os presentamos la semana pasada.

Cada embarazo un diente
La sabiduría popular advierte que cada embarazo cuesta un diente. Pero si la mujer embarazada toma sencillas precauciones para su cuidado dental, esto no debería suceder. En realidad, la pérdida de dientes que se ha achacado al embarazo se debía a la presencia de caries que, obviamente estaban ya presentes antes del embarazo. Lo que sí provoca el embarazo en la boca es una mayor inflamación de las encías, especialmente si las encías ya presentan inflamación antes del embarazo. Es el sangrado de encías lo que lleva a la mujer al dentista durante el embarazo, y es entonces cuando se detectan las caries que ya estaban presentes, y lo que, en algunos casos, hace necesario la extracción de los dientes afectados.

Con la edad, es normal que se pierdan dientes
La pérdida dental no es inherente a la edad del paciente, es decir, no por el hecho de ser mayor o envejecer tenemos que estar desdentados. Si se realiza una higiene dental e interdental correcta y se acude al dentista con regularidad, probablemente podremos sonreír y comer a gusto aún en edades avanzadas.

No me hago limpiezas porque estropean el esmalte
Los más nuevos aparatos sónicos y ultrasónicos producen ondas vibratorias que rompen el cálculo dental (“sarro”) de la superficie del diente sin afectar en absoluto el esmalte. Una limpieza dental o profilaxis profesional no daña el esmalte; al contrario, elimina la placa bacteriana y el cálculo adherido a la superficie dental.

No me coloco implantes por miedo al rechazo biológico
La mayor parte de los implantes dentales actuales están fabricados de titanio quirúrgico, material que es absolutamente biocompatible y con capacidad de integrarse en el hueso, siendo muy bien tolerado por los tejidos blandos. El titanio es un metal que no ha demostrado ninguna reacción tóxica, ni irritativa sobre los tejidos vivos. Hasta la actualidad no se ha identificado rechazo biológico de un paciente hacia un implante; aunque pueden haber fracasos en la oseointegración (proceso por el cual el implante se fija al hueso), estos suelen ser escasos.

Como mis encías no me duelen, no necesito tratamiento
El hecho de no tener dolor en las encías no es signo de salud bucodental. En los estadios iniciales de muchos trastornos periodontales la enfermedad puede pasar desapercibida, sin síntomas evidentes y cambios mínimos (por eso se llama a la periodontitis ‘la enfermedad invisible’). Por ello, es muy importante que el dentista o el periodoncista examine periódicamente sus encías para confirmar la salud y prevenir el desarrollo de la enfermedad.

Nuestros estudios: TC Implantología

TC Implantología - Radmedica

El tomógrafo computerizado volumétrico (CBT) permite realizar exámenes radiológicos digitales en 3D de la zona maxilo-mandibular con el fin de planificar con mayor seguridad implantes bucales y los posteriores controles post-implantológicos.

La técnica de obtención de imágenes “cone beam” permite utilizar una baja dosis de radiación sin dejar de obtener imágenes de óptima calidad y de forma más efectiva y veloz que los tomógrafos convencionales.

Gracias a la visión tridimensional de la cabeza y de la boca del paciente, se dispone de una mejor visión de los dientes, huesos y maxilares del paciente, determinando si se dan las condiciones para una rehabilitación con implantes o si es necesaria la colocación de injertos.