Archivo de la etiqueta: higiene bucal

¿Por qué es importante cuidarse la boca?

7Cuidarse la boca es importantísimo por diversas razones que detallamos a continuación. Además de ser un principio básico de nuestra higiene personal, debemos mantener un cuidado bucal regular por los siguientes motivos:

1) Cuidarse la boca para poder disfrutar de la comida

A todos nos gusta saborear un buen plato de pasta, comer un sabroso filete a la plancha… pero si no nos cuidamos la boca, a la larga tendremos problemas para poder masticar algunos alimentos, y nos limitará nuestra dieta.

2) Cuidarse la boca para tener una mejor calidad de vida

Cuidarse la boca no sólo te permite poder masticar los alimentos que quieras, sino también evita la aparición de dolores que pueden llegar a ser insoportables. Es mejor prevenir que curar. Si nos cuidamos la boca regularmente y bien, será más difícil que tengamos molestias o dolores, mejorando nuestra calidad de vida.

3) Cuidarse la boca para sonreír sin miedo

¡Hay que sonreír sin miedo! Para ello necesitamos cuidarnos la boca regularmente y mantener una buena higiene para no tener que esconder nuestros dientes.

 

Una mala higiene bucal puede ser un chivato de una posible demencia

http://www.abc.es/salud/sepa/20151015/abci-salud-demencia-prevencion-201510142130.html

Los dentistas podrían detectar las primeras etapas de la demencia con una sencilla observación en su consulta. De acuerdo con un informe de la Fundación Británica de Salud Dental, muchas personas con demencia son incapaces de mantener una higiene oral adecuada.

«Los pacientes en las primeras etapas de demencia pueden tener problemas para reconocer que tienen un problema con su salud bucal», señala Nigel Carter, de la Fundación Británica de Salud Dental. De ahí, apunta, el importante papel que puede tener el profesional en salud bucodental. Porque un diagnóstico temprano de demencia no solo garantiza una mejor salud oral, sino que protege la salud en general. Además, señala Carter, «el mantenimiento adecuado de la salud oral en las personas con demencia conlleva otros beneficios en términos de autoestima, dignidad y nutrición».

De acuerdo con este informe, las personas con demencia tienen peor salud oral debido a la pérdida de sus habilidades cognitivas que causa discapacidad y una dependencia de atención. En las primeras etapas de la demencia, según la Fundación Británica de Salud Dental, los pacientes deben tratar de cuidase por sí mismos cuidado durante el tiempo que puedan, pero siempre con la ayuda o supervisión de sus cuidadores. Estos pueden tener que asumir más responsabilidades a medida que avanza la enfermedad y los pacientes pierden la capacidad para desempeñar adecuadamente las labores de higiene.

«Que los odontólogos puedan ayudar a detectar los primeros signos de demencia a través del seguimiento de cualquier deterioro en la salud bucodental y ayudar así al diagnóstico precoz es una buena noticia», señala George McNamara, de la Sociedad Británica de Alzheimer.

sector odontologico

La importancia de utilizar hilo dental

http://www.imujer.com/salud/148631/por-que-deberia-usar-hilo-dental

El hilo dental hace el 40% de trabajo cuando intentamos ganar la batalla contra las bacterias dañinas o la placa en nuestros dientes. Esta desagradable placa tiene la particularidad de acumularse y generar ácidos que causan, con el correr del tiempo, caries. También irrita nuestras encías y podemos llegar a tener enfermedades en las encías, como la gingivitis. Todos nuestros dientes cuentan con cinco superficies diferentes, las cuales debemos limpiar; si no utilizamos el hilo dental como deberíamos, hay dos superficies de los dientes que seguirán permaneciendo sucias.

El cepillo de dientes, por más innovador e ingenioso que resulte, no alcanza a limpiar ciertas superficies de los dientes y las encías, mientras que las sedas del hilo dental actúan como un limpiador interdental. El hilo dental está diseñado para permitir una limpieza profunda entre los espacios que tienen los dientes, brindándonos una limpieza realmente efectiva.

Los beneficios que obtendrás gracias al uso diario del hilo dental son una buena higiene dental, eliminando toda sospecha de caries y visitas futuras al dentista. Es necesario que lo utilices todos los días, ya que la acumulación de placa bacteriana se origina cada vez que ingerimos algún alimento, trayendo caries y enfermedades en las encías.

hilodental

Casi el 60% de los niños no se lavan los dientes después de cada comida

Un 59 por ciento de los niños no se cepilla los dientes tres veces al día después de cada comida, y menos del 30 por ciento utiliza el hilo dental de forma constante, según datos del Estudio Sanitas de Salud Bucodental.

Los niños son uno de los grupos de población con la salud bucodental más frágil, ya que la estructura de la dentadura y la mandíbula están en proceso de desarrollo, por lo que son más susceptibles de padecer caries, problemas de encías o anomalías en la posición o forma de los dientes entre otras.

Por este motivo, más del 65 por ciento de los padres se preocupan por la salud bucodental de sus hijos y les llevan al dentista, por lo menos, una vez al año, principalmente debido a limpiezas dentales, revisiones rutinarias o caries. “En la mayoría de los casos nos encontramos con problemas de salud bucodental que pueden evitarse con una correcta higiene bucal y, pese a que la primera visita de los niños es cada vez más temprana, es esencial una correcta educación sobre los fundamentos básicos del cuidado de los dientes”, ha explicado la odontóloga de Sanitas Dental, Patricia Zubeldia.

“Es muy importante que los niños aprendan a cuidar su higiene bucodental, especialmente si lo hacen de una forma divertida y atractiva, ya que genera interés en ellos y sirve para otros factores como perder miedo a acudir al dentista”, ha añadido Zubeldia. Esto es un factor relevante, ya que el 29 por ciento de los niños tienen miedo de acudir a este especialista.

salud bucal niños

¿Cada cuánto hay que cambiar el cepillo de dientes?

http://elpais.com/elpais/2015/12/14/buenavida/1450103543_108969.html

¿Se ha parado a pensar que para limpiar sus dientes tiene que meter en la boca un instrumento (cepillo) expuesto al aire húmedo y caliente del cuarto de baño (su lugar habitual) y en ocasiones en contacto con otros cepillos que han pasado por otras bocas, que por muy familiares que sean, no dejan de ser diferentes de la suya? Y, consciente de esto, ¿cada cuánto tiempo cambia su cepillo de dientes?

No hay que esperar a que el cepillo se desgaste, pues llegado a este punto es posible que la acumulación de bacterias en él sea excesiva. “De media, se deben cambiar los cepillos de dientes cada 3 meses. No obstante, hay personas que tienden a cepillarse con fuerza dañando más el cepillo, por lo que deberían cambiarlo antes”.

Para lograr un cepillado correcto se debe cambiar el cepillo con el fin de evitar el envejecimiento y deformación del mismo, así como la mencionada contaminación bacteriana

Pero entre que no nos acordamos mucho de cuándo empezamos a usarlo, la pereza que da cambiarlo y que, a simple vista, parece que puede durar un poco más, solemos alargar su vida útil. La Asociación Dental Americana también sugiere tirar el cepillo de dientes cada 3-4 meses, por el desgaste y porque el crecimiento bacteriano a largo plazo sobre los cepillos de dientes puede ser perjudicial para la salud oral.

Tirar de la cadena con la tapa bajada es una buena costumbre para reducir la dispersión de bacterias y la contaminación del cepillo en nuestro cuarto de baño

Tampoco es partidario del uso del capuchón el doctor Bruno Baracco, de Clínica Rosales, Clínica Baracco y vocal del Colegio de Odontólogos de Madrid (COEM), quien añade: “Debemos aclarar siempre bien el cepillo después de su uso y sacudirlo enérgicamente, para evitar que quede agua entre los filamentos. De hecho, debería estar seco siempre que vayamos a usarlo. Por este motivo no recomendamos los capuchones que protegen la cabeza de los cepillos, ya que generan unas condiciones de humedad y temperatura que favorecen la proliferación de bacterias”.

¿Cada cuánto hay que cambiar el cepillo de dientes

Cómo evitar las enfermedades bucales en los pequeños

http://vidayestilo.terra.com.ar/salud/salud-bucal/actualidades/como-evitar-las-enfermedades-bucales-en-lospequenos,84f1de406ca98410VgnVCM10000098cceb0aRCRD.html

Los niños también pueden ser víctimas de numerosas enfermedades orales. Las molestias orales se producen una forma progresiva debido a deficiencias tanto en la higiene bucal como en el área nutricional, y se tratan de trastornos acumulativos que, de no ser tratados, evolucionan hacia condiciones más complicadas que afectan el modo de comer, la apariencia y las habilidades escolares de los niños.

Caries: es la enfermedad bucal más común en los niños. Cuando se encuentra en la etapa inicial, sólo se puede identificar a través de un examen detallado por el dentista. Cuando alcanza una etapa más avanzada, el diagnóstico es más fácil. Por ello es fundamental mantener una rutina de visitas al dentista. El tratamiento más común es la restauración del diente con materiales artificiales tales como la resina compuesta.

Gingivitis: se caracteriza por una inflamación gingival y sangrado al costado de los dientes. Por lo general ocurre cuando las bacterias pasan mucho tiempo en la boca. El sangrado, aunque común, asusta a los padres, sobre todo cuando cepillan los dientes de su niño. El diagnóstico final debe ser determinado por un dentista y el tratamiento consiste en una limpieza profesional asociada con el cepillado y, a veces, antisépticos orales.

Mordida abierta: se caracteriza por un espacio entre los dientes anteriores superiores e inferiores. En esta situación, al cerrar la boca, los dientes permanecen separados. Esto sucede porque el hueso de la mandíbula es presionado hacia arriba por algún hábito como un chupete o el dedo. El tratamiento puede variar desde el monitoreo (cuando son bebés), hasta la utilización de aparatos.

Hipoplasia: a pesar del nombre desconocido, esta enfermedad se refiere a las manchas en los dientes o a los dientes que erupcionan y pierden algunas piezas. Sucede debido a algún cambio sistémico (por ejemplo, fiebre), durante la formación de los dientes, que pueden nacer más sensibles o susceptibles a la caries. Un dentista te recomendará la mejor solución para esa molestia.

Dientes_niños

El 24% de los españoles se cepilla los dientes menos de 2 veces al día

http://www.telemadrid.es/noticias/sociedad/noticia/el-24-por-ciento-de-los-espanoles-se-cepilla-los-dientes-menos-de-2-veces-

El 24 por ciento de los españoles (uno de cada cuatro) se cepilla los dientes menos de dos veces al día, según un informe realizado por el instituto Dental ImplanT, a partir de una encuesta realizada a 1.000 personas. “La falta de higiene bucodental es una de las causas directas de la caries, la enfermedad más prevalente en el mundo. La caries provoca una destrucción progresiva del diente. Si esa destrucción es muy grande, hay veces que no es posible la reparación del diente, en cuyo caso se deberá extraer para evitar una infección”, asegura el director de Instituto Dental ImplanT, el doctor Rodrigo Martínez Orcajo.

El 18 por ciento de los encuestados reconoce cepillarse solo una vez al día, y un 6 por ciento ni siquiera lo hace a diario. Entre estos últimos, los mayores de 50 años son los que menos cuidan su higiene bucodental: un 10 por ciento de los españoles entre 50 y 60 años, y un 12 por ciento de los mayores de 60 no lo hace a diario.

“Hay que lavarse los dientes después de cada ingesta de alimentos, o al menos tras las principales comidas del día. Además, hay que acostumbrarse a salir con el cepillo de dientes de casa para poder usarlo si se come fuera”, ha recomendado el especialista. También ha añadido que hay dos momentos del día en que es esencial la limpieza: “en primer lugar antes de ir a dormir, ya que las bacterias tienen más tiempo para atacar, se produce menos saliva y, por tanto, disminuye la protección que ésta nos ofrece y disminuye el pH de la boca, creando un ecosistema más ácido; y en segundo término al despertarnos, idealmente tras el desayuno, puesto que por la noche hay inevitablemente un pico de bacterias que si no eliminamos por la mañana, seguirán perjudicando la boca hasta que nos volvamos a cepillar”.

Cepillo de dientes_higienebucal