Archivo de la etiqueta: dientes de leche

Diez falsos mitos de la aparición de dientes de leche

http://www.diarioinformacion.com/vida-y-estilo/salud/expertos/2016/02/25/10-falsos-mitos-aparicion-dientes/1732042.html

La mayoría de los padres suelen pensar “erróneamente” que si su bebé tiene exceso de saliva, rechaza la comida, está irritable, duerme mal y se lleva la mano y otros objetos a la boca es porque le están saliendo los dientes. A continuación os dejamos 10 falsos mitos de la aparición de dientes de leche.

1.- Babeo: el incremento de la saliva puede deberse a que las glándulas han acelerado su funcionamiento para la ingesta de alimentos distintos a la leche.

2.- Mocos: la presencia de mocos no tiene que atribuirse a la salida de los dientes. Hay que consultar al pediatra si éstos duran varios días y, más aún, si van acompañados de fiebre.

3.- Fiebre: la salida de los dientes no tiene por qué causar fiebre, aunque puede incrementar algo la temperatura corporal por la inflamación de las encías. Puede ser que su sistema inmunitario esté algo más debilitado y, por ello, contraiga alguna enfermedad que genere la subida de la fiebre.

4.- Diarrea: igual que con la fiebre, se suele pensar que la dentición provoca colitis o deposiciones más blandas o constantes, pero esto no es así. Si esto sucede, hay que consultar al médico para ver qué ha desencadenado la diarrea, como puede ser una gastroenteritis o una reacción alérgica.

5.- Inapetencia: los pequeños no pierden las ganas de comer, sino que las molestias en las encías les hacen comer menos o que les cueste más ingerir los alimentos.

6.- Uso de medicamentos: se desaconseja el uso de fármacos para adormecer las encías, ya que lo único que hace es endurecerlas y retrasar su aparición. En su lugar, recomienda el uso de un anillo o aro para morder.

7.- Mordedores: aunque el frío puede aliviar la sensibilidad y la inflamación de las encías, no se aconseja introducir los mordedores en el congelador puesto que podrían provocar quemaduras en la mucosa de la boca. Si se pueden introducir en la nevera para que estén fríos.

8.- Limpieza: la higiene bucal de los niños debe comenzar a realizarse con cepillo cuando el pequeño tenga por lo menos ocho dientes. Hasta entonces, se le puede dar agua después de comer para que arrastre los restos de comida que puedan quedar en los dientes o frotarlos con una gasa humedecida con agua.

9.- Edad de la dentición: la salida de los dientes depende del momento en el que les salieron a los padres. Aunque suele ser entre los seis y ocho meses y la media es que a los 30 meses el niño ya tenga los 20 dientes de leche, estos ritmos pueden variar mucho entre los pequeños. Conviene consultar al pediatra cuando el niño a partir de los 18 meses no tiene ningún diente para que valore la situación.

10.- Orden de salida de los dientes: aunque hay un patrón más o menos común para la aparición de los dientes de leche, éste puede variar mucho entre niños. Así que los padres de los pequeños que no sigan estos esquemas a la letra, no tienen que pensar que los niños tienen algún tipo de problema o que lo vayan a desarrollar de mayores, con los dientes definitivos.

bebe

Los dientes de leche nacen más tarde de lo que se pensaba

Los conocidos como dientes de leche o dientes primarios –los primeros que surgen en el ser humano– nacen más tarde de lo que se estimaba hasta ahora. Así lo revela una investigación dirigida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

“En nuestro estudio, realizado sobre el tamaño muestral más amplio de los llevados a cabo en España, hemos observado que la cronología eruptiva de la dentición primaria se produce algo más demorada de lo que se venía considerando”, explica Manuel Joaquín de Nova, profesor del departamento de Estomatología IV de la UCM.

El trabajo, publicado en el European Journal of Paediatric Dentistry, analizó el proceso de dentición primaria en 1.250 niños españoles (623 chicas y 627 chicos) de entre 3 y 42 meses, procedentes de diferentes guarderías de la Comunidad de Madrid. El primer diente en nacer fue el incisivo central derecho inferior, en torno a los 11 meses, y el último, el segundo molar izquierdo superior, lo hizo alrededor de los 33 meses. En total, el proceso se prolongó una media de 22 meses. El primer diente en nacer fue el incisivo central derecho inferior, en torno a los 11 meses.

dientes de leche

¿Se debe acudir al odontólogo para extraer dientes de leche?

http://www.bocasvitis.com/se-debe-acudir-al-odontologo-para-extraer-dientes-de-leche/

La respuesta sencilla es que depende. La mayoría de las veces los dientes permanentes que van a suceder al diente temporal reabsorben la raíz de este último durante su formación haciendo que se “afloje” dentro del alvéolo dentario. Al aflojarse suele caerse por sí solo, así que lo recomendable en este caso –fuera de la revisión semestral con el odontopediatra– es esperar a que se produzca la exfoliación natural del diente de leche.

En algunas ocasiones, la caída de los primeros dientes de leche causa un poco de miedo a los niños, preguntan si duele o molesta y de nosotros depende, como adultos cuidadores, reconfortarlos, decirles que puede molestar un poco sentir el diente “bailando” al morder algunos alimentos, pero que normalmente su caída no va a producir ningún dolor. Es normal que haya un poquito de sangrado, que se detiene en pocos minutos –podemos darle un algodón limpio para morder unos minutos para ayudar a que no trague la sangre durante esos minutos.

En otros casos, los dientes permanentes vienen en mala posición o en una posición diferente a la del diente temporal que sustituye en el arco dentario. En estos casos, algunas veces no se reabsorbe bien la raíz del diente temporal y/o no se afloja lo suficiente como para caerse solo. Es en esta instancia donde interviene el odontólogo realizando una extracción simple para dejar el arco en condiciones óptimas. Para detectar estas situaciones y poder intervenir a tiempo, al igual que lograr hacer la exodoncia de manera no traumática para el niño, debe haber una relación preexistente de confianza entre el niño y el odontopediatra, y el niño tiene que acudir a revisión, como comentaba anteriormente, cada seis meses.

dientes-de-leche