Archivo de la etiqueta: dentífrico

¿Qué dentífrico debo usar?

Fuente: http://elpais.com/elpais/2014/10/22/buenavida/1413967097_353910.html

Ante la amplísima oferta de dentífricos, plantarse frente al lineal y elegir con acierto cuál meter en la cesta exige su tiempo. Ayudamos a reducirlo con esta breve guía

Qué pasta de dientes debo usar

Existe una gran oferta de pasta de dientes y a veces es difícil decidirse. Ayudamos a reducirlo con esta breve guía.

1. La textura: cuestión de gustos

Según el doctor Fernando Germán, director de clínicas Dentinova, “el cepillado es la parte más importante de la higiene dental, independientemente de la sustancia que se emplee. Si lo comparamos con barrer el suelo, lo importante es el tipo de cerdas de la escoba y la técnica que empleemos, más que cualquier sustancia que podamos añadir al suelo para facilitarnos la labor (y dar esplendor)”.

 

• Fluidos: Recomendados para ortodoncias. “Son aconsejables pero no indispensables”, apunta el doctor. Llegan más fácilmente a zonas complicadas a las que los cepillos alcanzan con dificultad, como los recovecos que brackets y alambres dejan entre diente y metal.

• Crema o gel: Dientes sanos e higiene regular. Son las más comunes. Según estudios de consumo de Dentaid, casi tres cuartas partes de la población prefiere la clásica pasta. Si no existe una necesidad especial, son el perfecto compañero de vaso del cepillo.

• Con partículas: Limpieza en profundidad. “Son esferas limpiadoras y abrasivas que ‘barren’ mejor y pulen el esmalte. En algunos casos llevan flúor y sustancias que reducen la acidez, mejorando la remineralización para aumentar la dureza y el brillo”.

 

2. Ingredientes específicos: según su problema

Aunque estos productos son efectivos, el tiempo de cepillado es tan breve que se hace imprescindible completar la higiene y tratamiento con un enjuague bucal.

Caries: Fluoruro de estaño o sodio

“Reduce la acidez de la placa bacteriana y de la saliva, evitando la desmineralización del esmalte”, apunta Germán. Además, rellenan cavidades por depósito. Pro.Expert, de Oral-B, con fluoruro de estaño. Fluor.Kin anticaries, de Kin, con fluoruro de sodio.

Sensibilidad: Nitrato de potasio

Despolariza el nervio, protegiéndolo de la descarga que provoca el dolor. “El acetato de estroncio cierra los túbulos que comunican el nervio con el exterior”, explica el doctor. Rapid, de Sensodyne, con acetato de estroncio. Sensi Lacer, de Lacer, con nitrato de potasio.

Gingivitis: Triclosán

Es un antibacteriano no recomendado en menores de seis años. “La calidad de la higiene, la alimentación y la ingesta de líquidos –entre otros– determinan su efectividad”. Bexident, de Isdin, regenera y tonifica las encías. Colgate Total, de Colgate, actúa a lo largo del día.

Sarro: Hexametafosfato de sodio

Combate las manchas y el sarro, impidiendo que se adhieran partículas a la dentina. Sílice, bicarbonato sódico, alúmina y fosfato cálcico pulen las áreas coloreadas. Whitening Toothpaste, de Supersmile, con calcio. Pasta dentífrica salina, de Weleda, con bicarbonato. 

Tono: Peróxido de carbamida

Las pastas y enjuagues blanqueadores no profesionales no pueden tener más de un 1 % de este ingrediente, por lo que el efecto es mucho más suave. All In One, de Yotuel, con peróxido de carbono al 0,3 %. Dentabrit, de Cederroth, blanqueadora, con fosfatos y sílica.

¿Cómo hacen las rayas a la pasta de dientes?

Solo unos pocos nos hemos preguntado cuál es el proceso de fabricación de la pasta de dientes, o de donde se obtienen sus distintos componentes. Sin embargo, a prácticamente todos nos ha intrigado en algún momento cómo hacen para que las rayas se mantengan en su sitio dentro del tubo y siempre se dibujen a la perfección sobre el cepillo.

Hoy respondemos a la esta pregunta, y a las anteriores con este vídeo del Discovery Channel

¿Qué cantidad de pasta de dientes se debe usar?

Un consejo descrito por el Dr. Javier Amaro 

La finalidad de la industria publicitaria es incentivar el consumo y, en el ámbito de la higiene bucodental, ha bombardeado nuestras cabezas una y otra vez con imágenes y consejos que no siempre se ajustan a lo que recomendaría un buen dentista. El famoso “nueve de cada diez dentistas lo recomiendan” siempre nos hace preguntarnos por qué el décimo no.

Pensad en cualquier spot o imagen sobre pasta de dientes. ¿Qué superficie del cepillo está cubierta de pasta? Más o menos la se ve en este ejemplo ¿no?.

Mucha pasta

Sin embargo, lo recomendado por los dentistas es usar solamente la cantidad equivalente a un guisante, por lo que nuestro cepillo antes del cepillado debería verse más o menos así:

Poca pasta

El único beneficiado de que asumamos esta costumbre es la empresa que vende el dentrífico, puesto que de esta manera se compra con más frecuencia ya que se gasta antes. Tendemos a imitar lo que vemos en la publicidad, así que si no has acudido al dentista, lo más probable es que llenes tu cepillo de pasta tal y como la publicidad te ha enseñado.

La utilización recomendada de esa pequeña cantidad de pasta no es un capricho. Si utilizamos más generaremos muchísima espuma en nuestra boca, que nos impedirá ver bien todas las zonas; por lo que puede que nuestro lavado no sea tan eficaz. Mucha gente asume que cuanta más espuma hace, más limpia queda su boca. Esto es totalmente falso.

5 variedades de pasta de dientes que nunca has usado

Blanqueantes, para dientes sensibles, para un aliento fresco… En el mercado podemos encontrar decenas de marcas y tipos de pastas dentífricas, según las necesidades de nuestra boca. Sin embargo, es complicado encontrar pastas que tengan un sabor que se salga del mentolado habitual, o el sabor dulce de las pastas infantiles.

Sin embargo, haberlas haylas, y en la página Toothpasteworld.com están haciendo una recopilación de las más originales. Seleccionamos 5 para compartirlas con vosotros.

Wellington's - Toothpasteworld

Wellington’s con sabor a Whisky:
Esta pasta fabricada en Inglaterra asegura tener sabor al licor más famoso del mundo, aunque sin alcohol en su composición.

Poynter - Toothpasteworld

Poynter con sabor a Whisky y Bourbon:
En Estados Unidos van más allá, y la empresa de Philadelphia Poynter Products añade a su catálogo una variedad con sabor a Bourbon, además del Whisky. En su lanzamiento en 1954 se convirtió en la pasta más vendida de su tiempo.

Boxer - Toothpasteworld

Boxer con sabor a Champán:
Otra pasta británica, esta vez con el lujoso sabor del Champán como reclamo, aunque su composición es únicamente de monofluorofosfato sódico y nada de alcohol.

Wines - Toothpasteworld

Neiman-Marcus con sabor a vino:
El estuche de esta compañía texana viene con tres pastas de dientes aromatizadas con caldos californianos. Chablis, Champán extra-seco y Borgoña

Liquors - Toothpasteworld

Neiman-Marcus con sabor a licores:
Por último, de la misma factoría que las anteriores nos llega otro kit de tres, esta vez con sabores más acordes a los habituales de la sobremesa tras una buena comida. Licor Pippermint, crema irlandesa de Whisky, y crema de café.

Hasta los dos años no es necesario que los niños usen pasta de dientes

Extracto de un artículo de teinteresa.com

Niños pasta de dientes

Los dientes de leche comienzan a salir en torno a los seis meses, aunque luego hay variaciones enormes dependiendo de cada niño. Por lo general, a los 2 años ya tienen todos los dientes de leche y, a partir de los 6, 7, empiezan a salir los permanentes en un proceso que suele durar hasta los 12, cuando aparecen las muelas, completándose todo el proceso.

Cuando los dientes son de leche la cantidad de flúor tiene que ser menor que a partir de los 6 años. Se aconseja que en las primeras edades se ponga poca pasta dentífrica en el cepillo, la medida de un guisante, porque los niños se la pueden tragar y puede dar lugar a una intoxicación. Además, es recomendable que las pastas dentífricas estén fuera del alcance de los más pequeños.

A partir de los 6 años, en cambio, los niños ya pueden lavarse los dientes como los adultos, e incluso algunas marcas recomiendan que usen enjuagues bucales porque complementan el cepillado ya que ayudan a controlar las bacterias y previenen de las enfermedades de encías. De hecho, cuando los niños ya tienen los dientes permanentes también pueden comenzar a usar hilo dental.

A partir del año y medio o dos años, es aconsejable que los niños se sometan a revisiones dentales cada seis meses. Es muy común darles alimentos con azúcar por lo que tienen mucho riesgo de tener caries, lo cual puede llegar a ser muy doloroso para ellos, y además puede hacer que el diente se caiga antes de tiempo e incluso afectar al futuro diente permanente.

Los cepillos tienen que tener un cabezal pequeño debido al tamaño de sus bocas, cerdas suaves, y un mango ergonómico para que tenga un buen agarre y lo puedan controlar. En lo que se refiere a los dentífricos, hay que tener en cuenta la concentración de flúor, y usar pastas de distintos sabores y aromas para que el cepillado les resulte más atractivo, y, por supuesto, acostumbrarles desde pequeños a lavarse los dientes tres veces al día, después de cada comida.