Archivo de la etiqueta: cepillos

Tomar dulces a diario incrementa en un 55% el riesgo de necesitar tratamientos dentales

Reproducimos una nota de prensa de Europa Press

El VI estudio anual sobre Hábitos Bucodentales en niños, en el que han participado cerca de 1.300 niños de toda España de entre 6 y 12 años, revela que tomar dulces a diario incrementa -en un 55%- el riesgo de necesitar tratamientos odontológicos.

Niños e Higiene Dental

Esta conclusión se desprende de los datos obtenidos que revelan que, de los niños que toman dulces a diario, el 56% ha tenido que someterse a algún tratamiento dental; el 46,6%, en el caso de los que comen dulces dos o tres veces por semana; y sólo el 35,7% de los niños que comen muy de vez en cuando. Además, el 20,3% de los niños que come dulces a diario tiene algún diente o muela picada, mientras que la cifra desciende hasta el 8,4% de aquellos que comen dulces muy de vez en cuando.

Según el estudio, en colaboración con la Universidad de Murcia, y que refleja cómo cuidan los más pequeños de la casa sus dientes y cuáles son sus hábitos de higiene bucal, el 9,9% de los niños españoles toma dulces todos los días, dos o tres veces por semana lo hace el 35,0%, una vez por semana el 23,1% y muy de vez en cuando o nunca el 32%.

La ingesta excesiva de dulces, sobre todo los carbohidratos refinados, interviene como factor predisponente a la caries dental, por lo que es necesario controlar la cantidad que los niños toman, y asegurarse de que mantengan una correcta higiene bucodental después de su ingesta.

Otro de los aspectos destacados que se desprende del estudio, es que sólo el 59% de los niños españoles de estas edades se cepilla los dientes antes de irse a la cama. Se trata, éste, de un requisito fundamental para mantener una boca sana, ya que durante la noche disminuye la formación de saliva, agente básico que ayuda a limpiar la boca de bacterias. Además, aunque el 99,6% de los niños tiene cepillo de dientes en casa, no todos se cepillan los dientes a diario (el 9,7% no lo hace) y sólo el 60,8% se los cepilla al menos tres veces al día. La diferencia en este sentido entre niños y niñas es prácticamente inexistente ya que el 89,5% de niños y el 91,2% de niñas, se cepillan a diario

Otro de los datos extraídos del estudio es que sólo el 39,7% de los niños cambia el cepillo de dientes cada tres meses, tal y como recomiendan los profesionales para que éste siga realizando su función de forma correcta, ya que pasado este tiempo, las cerdas pierden resistencia y efectividad y por tanto la limpieza bucal se vuelve deficiente.

¿Qué cepillo dental es mejor para ti?

Una información extraída de Blog Salud Bucal

Cepillos de dientes

El cepillado diario después de cada comida es fundamental para mantener una buena higiene bucal y evitar futuros problemas de salud. Pero, además, también es importante saber escoger el tipo de cepillo que mejor se adapte a nuestras necesidades. Un cepillo excesivamente duro, si tenemos las encías sensibles, por ejemplo, puede agravar el problema.

Suave o medio. Los filamentos suaves y con perfil redondeado y texturizados permiten acceder a los espacios interdentales y facilitan a su vez la limpieza alrededor de las encías. Lo ideal es buscar un cepillo con un cuello estrecho y maleable y que favorezca la accesibilidad durante el cepillado. Muchas veces es una cuestión de simple preferencia, y algunas personas se sienten más cómodas utilizando un cepillo con filamentos suaves.

Duro. Algunas personas piensan que los cepillos de filamentos duros ayudan a eliminar mejor la placa dental, pero no es necesariamente cierto. Si el cepillo es de buena calidad, el resultado puede ser el mismo que con un cepillo suave o medio. Está recomendado para pacientes con encías sanas, sin alteraciones dentales y gingivales importantes.

Niños. Los pequeños de la casa necesitan utilizar cepillos dentales especialmente diseñados para ellos. Deberían tener un cabezal pequeño que permita llegar a todas las zonas de la boca, con filamentos suaves y de extremos redondeados y texturizados, que permitan limpiar con eficacia y protejan el esmalte dental y las encías. Un mango ergonómico y grueso les ayudará a manejarlo con mayor eficacia, especialmente cuando empiezan a desarrollar sus capacidades motrices.

Especial encías o sensibilidad. Cuando tenemos problemas de encías o sensibilidad dental, lo mejor es utilizar un cepillo que nos ayude a tratar el problema. En estos casos lo mejor es buscar un cepillo de cabezal pequeño y filamentos suaves de Tynex® con perfil recto, que permiten masajear las encías delicadas y estimularlas para facilitar la recuperación, o con filamentos de PBT, que también permiten acceder mejor al espacio interproximal. Estos cepillos especiales, además, no desgastan las restauraciones (empastes, fundas, etc.) y ayudan a prevenir la hipersensibilidad dental.

Cirugía. Si acabamos de sufrir una intervención quirúrgica, necesitaremos una higiene bucal especialmente suave que no dañe las áreas de cicatrización. En el mercado podemos encontrar cepillos especiales para estos casos, con filamentos de extrema suavidad, que nos ayudarán a limpiar sin dañar y a prevenir infecciones y otras complicaciones.

Implantes dentales. Si queremos asegurar la máxima limpieza y protección de nuestros implantes bucales, lo mejor es buscar cepillos especialmente diseñados para ello, que nos permitan acceder fácilmente a los márgenes de las encías y proteger las piezas tratadas con la máxima precisión.

Ortodoncia. Es recomendable usar un cepillo con los filamentos en forma de V cuando se lleva ortodoncia, pues en estos casos asegurar una buena limpieza y que no queden restos de comida en la boca es extremadamente importante. Hay que buscar un cepillo de uso diario que facilite el acceso a zonas posteriores de la boca o a piezas que se encuentran en proceso eruptivo, mal colocadas, etc. Es recomendable también que aseguren una limpieza óptima de dientes y bracket.

El correcto uso de los cepillos interproximales

Artículo extraido de Blog Salud Bucal

Cepillos Interproximales - Blog Salud Bucal

En España, más del 80% de la población declara cepillarse los dientes al menos una vez al día, pero ¿es suficiente con usar el cepillo común? Se ha instaurado la creencia errónea de pensar que solo con el cepillo ya se puede mantener una correcta higiene bucal, sin necesidad de métodos complementarios. En realidad, lo mejor es complementar la higiene con algún elemento de higiene bucal que nos permita profundizar en la limpieza.

Entre los muchos que existen para cuidar nuestra salud bucal destaca el cepillo interproximal. De medida mucho más reducida que uno común, es un cepillo cilíndrico o cónico que se usa para limpiar el biofilm oral (placa bacteriana) acumulado en los espacios interproximales, es decir, las zonas existentes entre diente y diente. Su estructura y diseño permite una limpieza de estas zonas y garantiza una mejor higiene bucodental, abarcando zonas inalcanzables para los cepillos comunes.

Patentado por Aurora Frank Kygios en 1983, el cepillo interproximal nació como respuesta higiénica para aquellas zonas bucodentales donde no llegaba el cepillo común. Consejos sobre su uso se basan en introducir el cepillo holgadamente, de modo que sean los filamentos y no el alambre los que estén en contacto con los dientes. Así mismo, el cepillo se debe mover desde dentro hacia fuera, sin hacerlo girar. Según el modelo de cepillo interproximal, en algunos casos se aconseja acoplar el capuchón protector al mango para alargar el cepillo y conseguir limpiar más fácilmente las zonas posteriores más difíciles de alcanzar.

La Federación Dental Internacional recomienda, para una buena higiene bucodental, el cepillado dental con una pasta dental fluorada dos veces al día como patrón básico de higiene, complementado con elementos de higiene interdental como los cepillos interproximales.

Llega el cepillo de dientes inteligente

Con el objetivo de «reinventar el cuidado dental», la «startup» francesa Kolibree ha presentado durante la primera jornada de la feria Consumer Electronic Show (CES) que se celebra en Las Vegas un cepillo de dientes inteligente conectado a internet, el primero de este tipo.

Kolibree, cepillo de dientes inteligente

Bajo el nombre de Kolibree se esconde el primer cepillo de dientes inteligente, el cual se conecta vía Bluetooth con nuestro smartphone y con su aplicación específica. Cada cepillado se cuantifica y es almacenado, pudiendo informarnos si hemos pasado el tiempo suficiente o si hemos llegado a todas las zonas de nuestros dientes y muelas.
Para aquellas personas que le tenemos pavor a los dentistas, este tipo de dispositivos pueden servir como medida de control para saber que zonas no estamos limpiando concienzudamente, así como recordarnos que no debemos de olvidarnos de lavar los dientes y hacerlo durante el tiempo necesario.

«La idea no es cepillar más fuerte, sino más inteligente», ha explicado a la agencia AFP Loic Cessot, cofundador de la compañía. Este dispositivo incluye un sensor que detecta cuánto sarro se elimina con cada uso y almacena los datos del cepillado en su app. «Cuando se utiliza un cepillo de dientes normal uno nunca sabe hasta qué punto se ha limpiado», comenta Cessot, al tiempo que añade: «La única persona que realmente sabe esto es dentista».

Este cepillo de dientes dispone de una API propia, permitiendo a desarrolladores de terceros crear aplicaciones para este dispositivo. Su lanzamiento está previsto para finales de este año y se especula que su precio oscilará entre 100 y 200 dólares, una cantidad que no se aleja de muchos cepillos eléctricos actuales.

(vía alt1040)