Archivo de la etiqueta: caries

Respirar por la boca por la noche favorece la acidez, la desmineralización dental y la caries

http://www.maxillaris.com/noticia-20160226-Una-estudio-certifica-que-respirar-por-la-boca-durante-la-noche-favorece-la-acidez-oral-la-desmineralizacion-dental-y-la-caries.aspx

Un estudio realizado de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, ha ofrecido una prueba más de que respirar por la boca cuando se duerme, en lugar de por la nariz, supone un mayor riesgo para tener caries y sufrir desmineralización en los dientes. En el trabajo se evaluaron los niveles de pH oral de una decena de voluntarios que durmieron de forma alterna con unas pinzas en la nariz, que los obligaba a respirar por la boca durante el sueño.

Los resultados de la investigación, publicados en Journal of Oral Rehabilitation, mostraron que los pacientes que durmieron con la boca abierta tenían un pH promedio de 6,6 (ácido), comparado con el pH de 7 (neutro) que se registró en quienes durmieron respirando por la nariz. Los investigadores apuntan también que en algunas de las personas que tuvieron respiración oral el nivel de pH llegó a caer a 3,6, una cifra muy por debajo del umbral de 5,5 a partir del cual comienza a desmineralizarse el esmalte.

acidez oral

Pérdida auditiva, genética y caries dentales

Un artículo de Dentista en tu ciudad

Genes y dientes

Un nuevo descubrimiento genético ha relacionado a un gen como causa de la pérdida auditiva y esta situación a su vez también puede conducir a incrementar el riesgo del desarrollo de caries dentales, según sugieren los especialistas que llevaron a cabo este nuevo estudio.

El estudio genético se centró puntualmente en el gen del receptor “beta de estrógenos o ESRRB”, cuyas mutaciones se encuentran relacionadas con la pérdida de la audición. Los investigadores genéticos llevaron a cabo el estudio sobre alrededor de 1.731 personas, entre las cuales había 2 familias con mutaciones del beta estrógeno.

Los investigadores encontraron que ciertas mutaciones se encontraban vinculadas con la salud oral, ya que en los participantes que presentaban dicha mutación los niveles de caries dentales eran mucho más altos.

Como parte de las evaluaciones del estudio, los investigadores realizaron pruebas sobre la dureza de 100 dientes extraídos de las personas participantes del estudio. De esta forma compararon sus resultados con los datos de los resultados obtenidos a través de las pruebas de ADN, para ver si las personas con otras mutaciones ESRRB también presentaban diferencias en su salud dental.

Los autores del estudio llegaron a la conclusión de que algunas mutaciones en ESRRB, podrían modificar la conformación del esmalte dental, haciendo por lo tanto a los dientes más débiles y en consecuencia más vulnerables ante el desarrollo de las caries.

Para tener muy en cuenta, ya existe una importante cantidad de estudios, que relacionan a la salud oral con distintas patologías que afectan a la salud general, por ello cada día descubrimos la importancia de mantener nuestra boca saludable, situación que incrementa no solo la responsabilidad individual, sino también la que corresponde a las autoridades gubernamentales de salud en el mundo entero.

El estudio aparece en la revista BMC Medical Genetics.

Las caries proliferaron en el Neolítico con los cambios de la dieta

Nota publicada en Europa Press

Caries neolíticas - EP

Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han obtenido por primera vez material genético antiguo de la bacteria de la caries, cuya afección proliferó en el Neolítico por los cambios en la dieta con la introducción a gran escala de la caña de azúcar en Europa.

El estudio, que publica ‘Proceedings of the Royal Society B’, ha analizado la bacteria en once individuos de la Edad del Bronce hasta el siglo XX, de Europa y de la América pre y postcolonial, siendo la muestra más antigua la de un individuo del 1.200 a.C. de la Cova Sepulcral de Montanisell (Lleida).

De hecho, se conocía muy bien la relación entre el aumento de frecuencia de las caries y los cambios dietéticos como los que se produjeron en el Neolítico, el hallazgo europeo de América con la introducción a gran escala de la caña de azúcar en Europa y la Revolución Industrial, pero no se sabía si iba acompañado de cambios a nivel genético en esta bacteria, ha explicado el investigador de la UAB y primer autor del artículo, Marc Simón.

“Hemos visto que en las poblaciones más recientes la diversidad genética era más grande, lo que nos indica una expansión poblacional de la bacteria que puede haber ocurrido en paralelo con la expansión demográfica del hombre”, ha señalado Simón.

El trabajo abre la puerta a evidenciar la relación histórica entre la caries y el ser humano y a conocer como diferentes momentos históricos han contribuido a aumentar esta afección.

La realización del estudio se ha llevado a cabo en el laboratorio de Antropología Física de la UAB y algunas de las muestras han sido replicadas en el Laboratorio Nacional para la Biodiversidad de México.

Perfeccionan método para arreglar caries sin dolor

Un avance que nos llega a través de Fayerwayer

Caries sin dolor - FayerwayerSi ya estás padeciendo el dolor de una caries, mejor que no esperes, pero si el problema aparece en unos tres años, los científicos del King’s College London quieren tener una charla contigo sobre su nuevo método para reparar caries sin dolor.

Cuando aparece una caries el proceso actual consiste en eliminarla con un taladro y posteriormente rellenar el hueco. Suena igual de molesto que perder una final de mundial. Pero con el nuevo tratamiento, llamado “Remineralización aumentada y acelerada con electricidad”, pasarlo mal en el dentista podría algo del pasado. Los científicos crearon una manera de combatir las caries estimulando el movimiento del calcio y los fosfatos en el diente que debería de estar disponible en tres años.

El proceso consiste en dos pasos. El primero prepara el esmalte dañado del diente. La segunda parte consiste en aplicar una corriente eléctrica, casi imperceptible, para sacar los minerales y hacer que el diente se repare. Sin taladro, sin inyecciones y, finalmente, sin molestias. Esto es uno de esos grandes logros de la humanidad, porque, hasta la fecha, las técnicas y los instrumentos del dentista parecen ser bastante primitivos y espeluznantes.

Para comercializar el tratamiento se ha creado una empresa de nombre Reminova que, desde su base en Perth, ha comenzado a buscar inversión privada para lanzar el proyecto. Este es el primero que ve la luz como parte de la iniciativa  del centro de Innovación dental del King’s College London que busca renovar, y mejorar, la práctica de la odontología.

La caries de la primera infancia, o caries del biberón

Extraido del texto de los profesores M. Sánchez Molins y Ustrell Torrent
Imágen de allkidsjungle.com

Caries del biberón

La caries del biberón es la aparición brusca de caries en los incisivos superiores, caninos y molares temporales, relacionada con la succión prolongada del chupete o biberón impregnados de sustancias cariogénicas. Una característica importante es la no afectación de los incisivos inferiores, debido al papel protector de la posición lingual durante la succión.

En los años treinta, se definía esta enfermedad como les dents noire de tout-petits, es decir, los dientes negros de los niños pequeños, haciendo referencia al aspecto de las lesiones.

Uno de los problemas en el diagnóstico de la caries del biberón es la falta de consenso en su definición. Algunos autores la definen como la afectación de todos los incisivos superiores; otros, como la afectación de como mínimo dos dientes superiores, y otros, como la afectación de más de tres… En cualquier caso, la definición más utilizada y aceptada es la inglesa: «La caries del biberón es la presencia de caries en la cara labial o palatina en más de dos incisivos superiores»

La caries ocurre cuando se le dan al bebé líquidos azucarados y se le dejan en la boca durante largos periodos. Muchos líquidos dulces, incluyendo la leche, el jarabe y el zumo de frutas, causan problemas. Las bacterias en la boca usan estos azúcares como alimento y en consecuencia producen los ácidos que atacan los dientes. Cada vez que un niño bebe de estos líquidos, los ácidos pueden atacar durante 20 minutos o más. Tras muchos ataques, se pueden formar caries en los dientes.

No es sólo lo que se pone en el biberón del niño lo que causa las caries, sino con qué frecuencia y durante cuánto tiempo. Darle a un niño un biberón con un líquido azucarado muchas veces al día no es buena idea. Permitir al niño dormirse con un biberón en las siestas o por la noche puede también hacer daño a sus dientes.

Para prevenirla se aconsejan las siguientes prácticas:

  • Utilizar cuanto antes el vaso o taza en vez del biberón.
  • Usar pasta de dientes fluorada. Además, se enseñan técnicas de cepillado.
  • No dar al niño alimentos ni bebidas azucaradas.
  • Usar medicamentos (jarabes) sin azúcar.
  • Visitar al dentista a partir de la erupción de los dientes temporales.

Estos programas de educación bucodental empiezan cuando el niño tiene alrededor de seis meses.