Los peligros de los blanqueamientos dentales caseros

http://www.abc.es/salud/sepa/20150413/abci-peligros-blanqueamientos-dentales- 201504081927.html

Un blanqueamiento dental no es un tratamiento para tomar a la ligera y en los últimos tiempos han proliferado todo tipo de procedimientos que prometen una sonrisa blanca y bonita pero que no hablan de los posibles riesgos que corre la boca si no se hace con garantías.

Los blanqueadores dentales «caseros» al igual que las pastas blanqueadoras han ido ganando adeptos desde su salida al mercado y han proliferado las ofertas de tratamientos en clínicas de estética, peluquerías o spas que utilizan sustancias blanqueadoras (como peróxido de hidrógeno o el peróxido de carbamida) como las que se utilizan en consulta pero en una proporción tan mínima que no producen ningún efecto real así como otros
«materiales abrasivos» que, aclara la doctora, son productos que «rayan el diente y al rayarlo parece que es más blanco», lo que «está totalmente desaconsejado» ya que, recuerda esta odontóloga, «el esmalte es el único tejido del ser humano que no se
vuelve a reproducir, esmalte que se pierde es esmalte perdido para siempre». Lo que van a hacer estos productos es aclarar un poquito el tono pero no van a conseguir unos resultados estéticos reales.

Es importante tener en cuenta que estos tratamientos «sean inocuos y que minimicen los efectos secundarios de un tratamiento estético» antes de proceder a poner nuestra boca en riesgo. Los grandes peligros de un tratamiento abrasivo o no controlado pasan por «una sensibilidad extrema, el mencionado desgaste o la pérdida de esmalte así como que no dé el resultado adecuado hasta provocar unos dolores increíbles si se pone sobre un diente que tiene una caries» relata la doctora Esteban.

Muchos son también los «trucos de la abuela» con bicarbonato, vinagre, limón, etc… a los que siempre se recurre sin pensar que también pueden tener efectos nocivos sobre la dentadura. Aunque «pueden ayudarnos nunca van a tener los mismos resultados que un blanqueamiento dental clínico con sustancias químicas». La doctora Estefan explica que el bicarbonato también se usa en consulta «para quitar manchas de tabaco, de té, de café… pero de forma puntual con máquinas especiales y con un grosor y una técnica adecuada», pero si todos los días «te lavas los dientes con eso vas a destruir el esmalte» aunque «al principio parezca que esas pequeñas manchas ocasionadas por la dieta desaparecen».

Captura de pantalla 2015-05-06 a la(s) 13.06.10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *