Los niños españoles «no saben» lavarse los dientes

El periodo comprendido entre los 2 y los 6 años de edad es crucial para establecer el hábito de cepillado dental.

Los expertos consideran que el mes de septiembre, coincidiendo con la vuelta al colegio, es uno de los mejores momentos para lograr que los niños adquieran buenos hábitos, ya que casi la mitad de los menores españoles suspende a la hora de cepillarse los dientes porque no tienen una buena rutina de cepillado. Así lo confirman los resultados de un estudio paneuropeo realizado por Colgate, con motivo de la Misión Salud Bucodental 2015, para conocer el estado de salud bucodental de los niños y apoyar a los padres a fomentar la rutina del cepillado diario. Un trabajo en el que han participado 1.000 padres de nuestro país y que revela que casi un tercio (33,6 por ciento) se cepilla sólo sus dientes delanteros, omitiendo completamente los dientes traseros, lo cual les lleva a sufrir problemas dentales serios durante la infancia.

Radmedica_los niños no saben lavarse los dientes

Del mismo estudio se desprende que, en lo referente al tiempo dedicado al cepillado, teniendo en cuenta que el recomendado es de 2 minutos, cerca de la mitad (43,1 por ciento) de los niños en España lo hace por debajo de este tiempo, unas cifras equiparables a las de Bélgica (43 por ciento) y situadas por debajo de las que registra el país vecino, Francia, donde el 43,5 por ciento de los niños presenta este problema.

Los hábitos de higiene son muy susceptibles a este tipo de aprendizaje y, en los primeros años de vida de los niños, los progenitores son modelos básicos en conductas como el cepillado dental. A partir de los 2 años, cuando el niño es capaz de prestar atención a pequeñas secuencias de conducta, los adultos pueden plantearse ser modelos positivos de tales comportamientos. El periodo comprendido entre los 2 y los 6 años es crucial para establecer el hábito de cepillado dental», explica la psicóloga Mariana Segura.

Algunos de los consejos de los expertos se basan en convertir la hora del cepillado de los dientes en un juego, poner un temporizador para controlar el tiempo de cepillado, premiar a los hijos si se cepillan de la forma correcta la boca o también probar a poner la música favorita de los niños durante el tiempo que debe durar el cepillado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *