La importancia de la adhesión en la Odontología actual

Los sistemas adhesivos  actuales han  permitido mejorar los procedimientos clínicos que  ha dado lugar a una gran variedad de sistemas adhesivos.

El continuo desarrollo de los sistemas adhesivos ha permitido dividirlos en dos grupos.  El primer grupo está  constituido por los sistemas adhesivos de grabado total. Estos sistemas adhesivos de grabado y lavado requieren de una fase previa de acondicionamiento del tejido con ácido. Este proceso de grabado elimina la capa de barrillo dentinario, lo cual facilita la interacción del adhesivo con la red colágena expuesta, garantizando la infiltración del adhesivo y sellado de los túbulos dentinarios.

La técnica de grabado total  con excelentes resultados clínicos en esmalte. Sin embargo, en dentina los resultados son más variables.

El segundo grupo es el de los sistemas adhesivos autograbantes, caracterizados por monómeros ácidos que no requieren lavado que requiere menos pasos y elimina la necesidad de juicio clínico acerca de la humedad residual de la dentina.

Los sistemas adhesivos constituyen  uno de los puntos críticos dentro de los protocolos clínicos de restauraciones estéticas. Los estudios sobre adhesión a los distintos sustratos dentarios constituyen gran parte de las investigaciones realizadas en la odontología actual.

Los sistemas adhesivos han evolucionado desde el punto de vista de sus componentes y en el número de pasos clínicos necesarios para su aplicación. Esto último permite lograr una menor sensibilidad de la técnica y un funcionamiento equivalente en esmalte y dentina.

  1. Adhesivos de tres pasos clínicos (Total EtchSystems)

Requieren del grabado ácido (de esmalte y dentina), lavado y secado, utilización de un agente imprimador (PRIMER)  y adhesivo (BONDING) como pasos previos a la colocación del composite.

Los imprimadores solubles en agua contienen fundamentalmente HEMA (hidroxietil metacrilato) y ácido polialquenóico. Estos materiales basan su mecanismo de acción en que, tras su aplicación y al secar la superficie con aire, el agua se evapora, aumentando la concentración de HEMA. El agua tiene una presión de vapor mucho más alta que el HEMA, esto permite su retención puesto que el solvente, el agua se evapora durante el secado.

El procedimiento de imprimación termina con una dispersión, utilizando un chorro suave de aire, que tiene la finalidad de remover el solvente y dejar una película brillante y homogénea en la superficie. El tercer paso consiste en la aplicación de un agente de unión hidrofóbico, el cual se unirá químicamente con la resina compuesta, aplicada a continuación.

  1. Adhesivos de dos pasos clínicos

Estos sistemas necesitan que se aplique una técnica de adhesión húmeda al no realizarse el paso de imprimación de forma independiente. El tejido debe mantenerse húmedo para evitar que, en el caso de la dentina, el colágeno desmineralizado se colapse impidiendo la infiltración incompleta del adhesivo. Sin embargo, para el clínico, conseguir el grado de humedad óptimo es muy difícil y por ello esta técnica se considera sensible al operador.

  1. Adhesivos de un sólo paso clínico (Single Stepall-in-oneAdhesives)

Combinan las tres funciones: grabado ácido, imprimación y adhesión en una sola fase. Su ventaja principal consiste en la facilidad de su aplicación, además de eliminar el lavado de la superficie solo requieren de un secado para distribuir uniformemente el producto antes de su fotopolimerización.

La técnica ha sido simplificada al máximo permitiendo mantener en una solución los componentes de monómeros acídicos  hidrófilos, solventes orgánicos y agua, indispensables para la activación del proceso de desmineralización de la dentina y el funcionamiento del sistema.

Actualmente, los avances de la odontología restauradora se enfocan hacia la evolución de los materiales, el mejoramiento de sus componentes y técnicas clínicas cada vez más simplificadas con el objetivo de alcanzar mejores resultados en menor tiempo.En el presente se dispone de una gran variedad de biomateriales y la selección implica un proceso crítico y fundamentalpara  ofrecer al paciente la seguridad de tratamientos confiables y altamente estéticos cumpliendo con sus expectativas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *