Implantes cigomáticos: vía intrasinusal vs vía extrasinusal

Los implantes cigomáticos son implantes que se estabilizan anclándolos en el arco cigomático del paciente, debajo de las órbitas. Dicha técnica, puede llevarse a cabo mediante la colocación de 4 implantes cigomáticos, dos en cada cigoma, y a veces se complementa con la colocación de implantes convencionales en el sector anterior de la premaxila del paciente, en cuyo caso, colocamos un implante cigomático a cada lado y varios implantes en el sector anterior hasta conseguir un mínimo de 4 anclajes en total.

implante-cigomatico1

Los implantes cigomáticos presentan unas particularidades de diseño especiales, que en nada tienen que ver con los implantes intraorales. Presentan una longitud de entre 35 y 55mm., con un diámetro apical de 4mm. y a nivel coronal de 4,5mm. La conexión puede ser  universal externa de 4.1 y su cabeza tiene una angulación de 45º o una conexión interna cono morse.  Se rehabilitan con la colocación de pilares transepiteliales que corrigen su angulación para luego realizar una prótesis hibrida atornillada convencional. La estabilidad primaria que se obtiene con estos implantes permite hacer en casi todos los casos la carga inmediata de los mismos, situación además recomendable por la ferulización que le da a los implantes y que evita los movimientos que se producen al llevar prótesis completa.

implante-cigotmatico

Existen dos técnicas a la hora de su colocación, la técnica intrasinusal y la extrasinusal. En la intrasinusal el implante atraviesa el seno tangencialmente y se intenta preservar la membrana de Schneider no siendo siempre posible. La emergencia de la cabeza del implante es más a palatino en la bóveda del paladar y la porción de implante anclado en el cigoma es ligeramente menor que con la técnica extrasinusal. Con la técnica extrasinusal, la emergencia de la cabeza del implante es más crestal y la porción de ápice del implante con recorrido óseo en el malar mayor, sin embargo como posible complicación es que el paciente en fondo de vestíbulo se nota el recorrido del implante.

La inserción intra o extrasinusal muchas veces viene determinada por la anatomía del maxilar del paciente con la premisa de que la cabeza del implante tenga emergencia lo más crestal posible para poder conseguir una prótesis lo mas higiénica posible en su manejo posterior. Para esto se ha propuesto la clasificación de ZAGA (Anatomy-guided A_proach Zygomatic Implants – http://www.quintessence.es/zygomatic-implants-the-anatomy-guided-approach.html).

Se trata de una técnica con importantes complicaciones, por lo que no debe ser valorada a la ligera. Una planificación exhaustiva del caso es necesaria para evitar complicaciones.

La sinusitis, sobre todo en las técnicas intrasinusales, la lesión del nervio cigomático y la introducción del implante en órbita son las complicaciones más importantes inherentes a la técnica.

Se trata de un tratamiento que puede ser llevado a cabo en cualquier tipo de paciente y de cualquier edad, siempre y cuando no existan contraindicaciones para realizar una cirugía oral.

http://espidident.es/odontologia/actualizaciones/829-implantes-cigomaticos-via-intrasinusal-vs-via-extrasinusal

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *