Dispositivos de avance mandibular como tratamiento de roncopatía y síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño

Los trastornos respiratorios del sueño (TRS) son un conjunto de alteraciones que incluyen, entre otros, el ronquido simple (RS) y el Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño (SAHS). El RS se define como sonidos respiratorios graves producidos en la vía aérea superior (VAS) durante el sueño, sin episodios de apnea, hipoventilación, desaturaciones o microdespertares, ni evidencia de insomnio o hipersomnia, ocasionados por la vibración de los tejidos blandos de la faringe (1). Aunque puede ocasionar problemas sociales, no lleva asociado las consecuencias patológicas que sí acompañan al paciente con SAHS, el cual durante el sueño presenta episodios recurrentes de obstrucción parcial o completa de la VAS (2). Los estudios más clásicos describen una prevalencia del ronquido de aproximadamente 20% en los hombres y el 5% en las mujeres entre 30-35 años, mientras que el 60% de los hombres y el 40% de las mujeres roncan de forma habitual a la edad de los 60 años (3). Con respecto al SAHS, en España del 3% al 6% de la población padece un SAHS sintomático, y de éstos, entre el 24% al 26% presenta un índice de apnea-hipopnea del sueño (resultado de la suma de apneas e hipopneas dividido por las horas totales de sueño) o IAH > 54 (4).

Obra de K. Haring

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *