Tomar dulces a diario incrementa en un 55% el riesgo de necesitar tratamientos dentales

Reproducimos una nota de prensa de Europa Press

El VI estudio anual sobre Hábitos Bucodentales en niños, en el que han participado cerca de 1.300 niños de toda España de entre 6 y 12 años, revela que tomar dulces a diario incrementa -en un 55%- el riesgo de necesitar tratamientos odontológicos.

Niños e Higiene Dental

Esta conclusión se desprende de los datos obtenidos que revelan que, de los niños que toman dulces a diario, el 56% ha tenido que someterse a algún tratamiento dental; el 46,6%, en el caso de los que comen dulces dos o tres veces por semana; y sólo el 35,7% de los niños que comen muy de vez en cuando. Además, el 20,3% de los niños que come dulces a diario tiene algún diente o muela picada, mientras que la cifra desciende hasta el 8,4% de aquellos que comen dulces muy de vez en cuando.

Según el estudio, en colaboración con la Universidad de Murcia, y que refleja cómo cuidan los más pequeños de la casa sus dientes y cuáles son sus hábitos de higiene bucal, el 9,9% de los niños españoles toma dulces todos los días, dos o tres veces por semana lo hace el 35,0%, una vez por semana el 23,1% y muy de vez en cuando o nunca el 32%.

La ingesta excesiva de dulces, sobre todo los carbohidratos refinados, interviene como factor predisponente a la caries dental, por lo que es necesario controlar la cantidad que los niños toman, y asegurarse de que mantengan una correcta higiene bucodental después de su ingesta.

Otro de los aspectos destacados que se desprende del estudio, es que sólo el 59% de los niños españoles de estas edades se cepilla los dientes antes de irse a la cama. Se trata, éste, de un requisito fundamental para mantener una boca sana, ya que durante la noche disminuye la formación de saliva, agente básico que ayuda a limpiar la boca de bacterias. Además, aunque el 99,6% de los niños tiene cepillo de dientes en casa, no todos se cepillan los dientes a diario (el 9,7% no lo hace) y sólo el 60,8% se los cepilla al menos tres veces al día. La diferencia en este sentido entre niños y niñas es prácticamente inexistente ya que el 89,5% de niños y el 91,2% de niñas, se cepillan a diario

Otro de los datos extraídos del estudio es que sólo el 39,7% de los niños cambia el cepillo de dientes cada tres meses, tal y como recomiendan los profesionales para que éste siga realizando su función de forma correcta, ya que pasado este tiempo, las cerdas pierden resistencia y efectividad y por tanto la limpieza bucal se vuelve deficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *