¿Sabías que el esmalte es el tejido más duro de todo el organismo?

Una información de PL Clínica Dental

El esmalte cubre la corona del diente, que es la parte visible por encima de la encía. Es un tejido traslúcido, es decir, la luz pasa a través de él; y lo que está justo debajo es la dentina que constituye la mayor parte de la estructura dentaria y es lo que determina el color de los dientes, pudiendo ser de una tonalidad mas amarillenta, grisácea, blanca…

A menudo, sustancias como el café, té, vino tinto, refrescos de cola, tabaco, etc, pueden teñir la superficie de los dientes, las limpiezas profesionales realizadas periódicamente ayudan a eliminar gran parte de dichas manchas, pudiendo recurrir además en otros casos a los blanqueamientos para aclarar el color de los dientes.

El esmalte protege a los dientes del “uso” diario, es decir, de actividades que todos realizamos tales como masticar o morder; pero, aunque es un tejido de gran dureza, se puede fracturar o romper como se puede romper un hueso. La diferencia está en que cuando se rompe un hueso, el organismo tiene capacidad para repararlo, en el caso del esmalte, cuando existe una fractura o rotura es para toda la vida, pues el cuerpo no lo regenera. En otras palabras: el organismo no fabrica esmalte “nuevo”.

¿Qué causa la erosión del esmalte?

  • Consumo excesivo de algunos zumos de frutas
  • Bajo flujo salivar
  • Azúcar excesivo en la dieta
  • Reflujo gástrico
  • Problemas gastrointestinales
  • Ciertos medicamentos
  • Aspectos o factores genéticos
  • Factores medioambientales ( estrés, desgaste…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *