¿Qué relación hay entre la enfermedad periodontal y la artritis?

Un artículo de Vida y Salud

Artritis - Weston Medical HealthSi la semana pasada os hablábamos de la relación entre Enfermedad Periodontal y Enfermedad Cardiovascular, hoy tratamos la relación entre los problemas en las encías y la denominada artritis reumatoide. En particular, se considera que tienen más posibilidades de desarrollar esta enfermedad quienes tienen problemas en las encías. Incluso, hay quienes dicen que la gingivitis puede causar la artritis reumatoide.

En la gingivitis, las encías están enrojecidas e inflamadas y pueden sangrar con facilidad. En general, esta condición se puede sanar con una buena limpieza e higiene bucal. Pero si no se trata puede causar lo que se llama periodontitis, que hace que las encías se despeguen de los dientes y formen pequeñas bolsas que se infectan y, si no se curan, pueden destruir el tejido donde se apoyan los dientes (lo que hace que éstos se caigan).

La artritis reumatoide (la versión más extrema y discapacitante de la artritis), en cambio, es una enfermedad crónica inflamatoria que causa dolor, rigidez, sensación de calor, enrojecimiento e inflamación en las articulaciones que, con el tiempo, puede causar daños en los huesos.

Cuál es el vínculo entre esta enfermedad en las articulaciones y los problemas en las encías, todavía sigue siendo un misterio. Ambas enfermedades pueden ser provocadas por varios factores, lo que hace que todavía no se las comprenda completamente. Sin embargo, hay investigaciones que prueban que ambas se relacionan entre sí y estudios que demostraron que los tratamientos de una condición también podrían ayudar a combatir o a mejorar los síntomas de la otra.

En este sentido, la buena higiene dental resulta sumamente importante, sobre todo si perteneces a un grupo propenso a padecer enfermedades en las encías. Como por ejemplo:

  • Las personas que fuman o mastican los productos del tabaco.
  • Los que tienen alguna enfermedad sistémica como la diabetes.
  • Las personas que toman medicamentos (como antiepilépticos, esteroides y medicinas contra el cáncer).
  • Los que tienen dientes rotos u ortodoncias que no se ajustan correctamente a las encías.
  • Las embarazadas y las mujeres que toman pastillas anticonceptivas.
  • Todos los que tienen trabajo dental defectuoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *