¿Qué hacer si se te cae un diente por un golpe?

Unas indicaciones de Buccasana.es, imágen de Flood G.

Pérdida de un diente - Flood G.

La “avulsión dental” te sonará a chino. Los dentistas utilizan este término cuando a alguien se le cae un diente por un golpe. Es una situación muy común que puede deberse a una caída accidental, un trauma relacionado con el deporte, un accidente de coche, por masticar alimentos duros o –más a menudo de lo que pensamos– por una pelea. ¿Qué hacer si se te cae un diente por un golpe violento? ¿Lo damos por perdido o podemos reimplantarlo?

En estas situaciones es importante actuar rápido, lo que no significa que debas entrar en pánico. Aunque nos asuste ver brotar sangre de nuestra boca, debemos mantener la calma, para lo que te ayudará saber que en ocasiones sí es posible reimplantar el diente impactado, siempre que sea uno definitivo y no de leche. Ahora que sabes esto, te mostramos qué pasos debes seguir si se te cae un diente por un golpe:

  • Coge el diente por la corona (el borde por el que masticamos), nunca por la raíz. Es preferible que previamente te limpies las manos con agua y jabón para desinfectarlas. En caso de que se le haya adherido suciedad, límpialo con agua durante sólo unos segundos, no utilices alcohol ni agua oxigenada para hacerlo.
  • Mantenlo en buen estado. Intenta colocarlo en el lugar del que se desprendió, alineado con el resto de dientes. Para mantenerlo fijo, puedes ayudarte de una gasa y morder suavemente. En caso de que no te sea posible colocarlo en su lugar de origen, puedes ubicarlo en la cara interna de la mejilla o entre el labio y la encía inferiores. Si no puedes emplear ninguno de estos métodos, coloca el diente en un recipiente con un poco de leche –preferiblemente entera–, suero o incluso saliva.
  • Llévalo al odontólogo lo antes posible. Cuanto menos tiempo pase, más probabilidades tendrás de salvar el diente caído. Además, puede que las terminaciones nerviosas hayan quedado expuestas, por lo que necesitarás la ayuda de tu dentista para evitar la infección y el dolor.

Probablemente te preguntes cuál será la vida de ese diente en caso de que podamos reimplantarlo. Desgraciadamente, no tenemos una respuesta concreta a esta pregunta ya que este tratamiento es poco predecible, es decir, no existen estudios bien diseñados para poder sacar conclusiones con evidencia científica sobre lo que ocurrirá en el futuro. En todo caso, a estos dientes suele hacérseles una endodoncia, por lo que no podemos comparar su vida media con la de unos dientes sanos puesto que, evidentemente, durarán menos. Pese a todo, en medicina a veces se trata de alargar la vida con buenas condiciones.

Si no fuese posible recuperar el diente perdido, los dentistas aconsejan reponerlo para evitar problemas mayores para la salud y estética de nuestra boca. Para descartar futuras situaciones de este tipo, puedes usar un protector bucal para practicar deportes de contacto; usar siempre el cinturón de seguridad; evitar los alimentos especialmente duros, como algunos caramelos y turrones; y, sobre todo, evitar las peleas. Según la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (Secom), las agresiones son ya la principal causa de las fracturas maxilofaciales en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *