Problemas orales habituales en pacientes mayores

Una recopilación original de Propdental

Salud bucodental en mayores

La salud oral es un componente importante en la salud y el bienestar general de las personas mayores que a menudo se pasa por alto. Muchos pacientes mayores tienen problemas para mantener una buena salud oral por culpa de la artritis u otros problemas neurológicos que no les permiten cepillarse los dientes o pasarse el hilo dental tan bien como en el pasado. Hoy queremos centrarnos en 4 problemas orales habituales en pacientes mayores y en la manera cómo podemos solucionarlos:

Caries dental: no solo los niños sufren caries dental, esta infección es muy común en personas de más de 65 años. A partir de esta edad, el riesgo de caries aumenta ya que muchos pacientes no acuden a la clínica dental tan a menudo como antes. Acudir a la clínica dental periódicamente y seguir una buena rutina higiénica en casa es en único modo de mantener la caries a raya.

Dificultades para comer: los problemas de salud oral, ya sean la falta de dientes, las caries, las dentaduras mal ajustadas, la enfermedad periodontal u otras infecciones, dificultan la masticación de algunas personas mayores que dejan de alimentarse con una dieta equilibrada.

Boca seca: también llamada xerostomía, es un problema común que afecta al 20% de las personas mayores. Esta falta de saliva suele estar provocada por algunas enfermedades y medicamentos y aumenta exponencialmente el riesgo de padecer caries. La mejor manera de contrarrestar el problema es beber mucha agua y evitar tomar cafeína y alcohol.

Enfermedad periodontal: es una infección de las encías y los demás tejidos que sujetan el diente. Afecta a personas de todas las edades pero suele empeorar en la tercera edad. Es la primera causa de la pérdida dental en personas adultas y éste traumático final se da cuando no se trata el problema a tiempo.

El correcto cepillado, uso del hilo dental y las visitas regulares a la clínica pueden ayudar a prevenir todos estos problemas orales habituales en pacientes mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *