Las 5 enfermedades bucales más comunes

Una información de Bienestar 180

Desde este blog estamos constantemente hablando de distintos problemas y patologías relacionadas con la boca y su entorno, algunas más comunes y otras menos. Por ello, hoy resumimos el top 5 de los problemas más habituales en la boca. Seguro que algunos no os sorprenden, pero quizá no esperabais que alguno de ellos entrase en esta lista.

  • Caries: Se da este nombre a la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana. Afecta a más de 90% de la población mundial.
    Regularmente se registra en la parte exterior, pero si no se atiende a tiempo, puede afectar el nervio, ocasionar dolor agudo y perder la pieza dental. La deficiente higiene bucal y la ingesta de comida azucarada favorecen su aparición.
  • Gingivitis: Se genera por un mal cepillado de dientes, el escaso uso de hilo dental y el tabaquismo. Consiste en la inflamación de las encías causada por un proceso infeccioso (bacterias) o la acumulación de placa bacteriana y sarro. Si no es atendida a tiempo, puede afectar el hueso y convertirse en una periodontitis.
    Entre sus síntomas se encuentran: sangrado, inflamación, enrojecimiento, sensibilidad al frío y mal aliento.
  • Periodontitis: Es una infección progresiva de las encías y pérdida del hueso alrededor del diente, lo que provoca que el desprendimiento de las piezas dentales.
    La mayoría de los casos es consecuencia de la acumulación prolongada de placa bacteriana y sarro en los dientes. Sus síntomas principales son: enrojecimiento intenso de la encía, inflamación sin dolor y sangrado leve al comer o durante el cepillado.
  • Cáncer bucal: Es un término general en medicina para cualquier crecimiento maligno localizado en la boca. Por lo general está localizado en el tejido de los labios o de la lengua, aunque puede aparecer en el suelo de la boca, el revestimiento de las mejillas, las encías o el paladar o techo de la boca. Puede aparecer como una lesión primaria del mismo tejido de la cavidad oral, o por metástasis de un sitio de origen distante.
    Algunos factores de riesgo que detonan el padecimiento son: tabaquismo, alcoholismo, dieta deficiente en vitaminas A, E, C o hierro, una infección viral o la exposición excesiva al sol.
  • Halitosis: Una mala higiene bucal, caries y el tabaquismo son las causas del mal aliento en los adultos. Es importante visitar al dentista para que realice un diagnóstico y recete un tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *