La prevención, una de las claves frente al cáncer oral

En Radmedica sabemos y recomendamos acudir a la consulta del dentista al menos una vez al año. No obstante, nos gustaría añadir que es muy importante que le deis prioridad a la detección de lesiones en la mucosa de la boca, aunque estas sean indoloras.

 

El Colegio de Dentistas de Gipuzkoa recomienda acudir a la consulta del dentista si se detectan lesiones en la mucosa de la boca, aunque sean indoloras, si no desaparecen en dos o tres semanas
• El tabaco es el factor de riesgo más importante, junto con el alcohol y la dieta
• La supervivencia global al cáncer oral a los 5 años es del 50%, pero si se trata en sus fases iniciales se incrementa hasta el 80%, por lo que se recomiendan las revisiones periódicas

El Colegio de Dentistas de Gipuzkoa advierte de la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz para hacer frente al cáncer oral, por lo que destaca la importancia de las revisiones periódicas. Al tratarse en origen de una lesión indolora, de aspecto inocuo, se suele retrasar la visita al dentista o al médico para su supervisión, lo que puede agravar el pronóstico. Como consejo, se debe actuar si pasadas dos o tres semanas la lesión no desaparece. La supervivencia global al cáncer oral a los 5 años es del 50%, pero si se trata en sus fases iniciales se incrementa hasta el 80%.
El cáncer oral representa el 3% del total de los cánceres y el 90% se diagnostica en personas mayores de 40 años. Afecta dos o tres veces más a hombres que a mujeres. Entre los factores de riesgo, destaca el tabaco, responsable de más del 90% de los casos en hombres y 60% en mujeres. Entre las múltiples razones para abandonar este hábito tan perjudicial, el riesgo de padecer cáncer oral se reduce a la mitad tres años después de haber suspendido el consumo de tabaco.
También el alcohol es un factor de riesgo, más aún si la persona es también fumadora. Y en tercer lugar, la dieta también tiene su influencia en la génesis del cáncer oral, por lo que es recomendable incorporar la ingesta suficiente de vitaminas antioxidantes (A, C, E), zinc, selenio o beta carotenos.

Lesiones indoloras

En sus comienzos, el cáncer oral suele manifestarse como una lesión de aspecto inocuo, apenas un cambio de color o aspecto de la mucosa, sin que el paciente sienta dolor o cualquier otro síntoma. Sin embargo, es una enfermedad progresiva, irreversible, que no se cura espontáneamente, sino que, por el contrario, tiende a extenderse, aumentar de tamaño y agravarse, y de hecho, en estados más avanzados, puede metastatizar.
El tratamiento de primera elección es el quirúrgico, siempre que sea viable, mientras que la radioterapia y quimioterapia son también parte del armamento terapéutico. En muchas ocasiones las secuelas son severas, tanto funcionales como estéticas y psicológicas.
Por todo ello, los dentistas guipuzcoanos recuerdan la importancia del diagnóstico precoz para poder tener mayores y mejores opciones terapéuticas. Para ello, son imprescindibles las revisiones periódicas, basadas en un conocimiento profundo de los hábitos del paciente y en una exploración detallada. Un retraso en acudir a consulta por no dar importancia a una lesión mucosa que no cede transcurridos dos o tres semanas puede acarrear consecuencias poco deseables. Lamentablemente, el 68% de la población sólo acude al dentista cuando tiene un problema o dolor.

Fuente: COEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *