Instrumental de odontología de siglos pasados (y III)

Cerramos el repaso a los artilugios con los que se tenían que apañar los pioneros de la odontología con los cinco últimos utensilios, que podrían estar perfectamente en una exposición de torturas chinas o de la inquisición.

Cincel

Cincel óseo (1780)
Quizá el más cruel de todos los aparatos de esta galería. Este artefacto se clavaba en la encía para extraer los dientes usándolo como una pala

Secateur Secateur (1810)
Desde Francia llega este dispositivo que raya con la tortura. Las puntas se fijaban en la encía bajo el diente y se usaba el tornillo para apretar hasta que este emergía.
Ecraseur Écraseur lingual (1850)
Este artilugio parece no dar mucho miedo a simple vista. Se usaba para eliminar partes de la lengua afectadas por infecciones. La parte en cuestión se rodeaba por la cadena o cable y se hacía girar la rueda. De esta manera la zona afectada iba siendo estrangulada y viendo reducido el flujo sanguíneo en ella. Una vez hecho esto, simplemente se cortaba con un cuchillo.
Pata de cabra Elevador de pata de cabra (S. XVIII)
Esta pequeña palanca se utilizaba para forzar a soltar un diente si este se mostraba especialmente reticente a soltarse de la encía durante una extracción.
Maniquí Dental Maniquí dental (1930)
Este equipo era el estándar sobre el que los estudiantes de odontología hacían sus prácticas. Los pequeños salientes que sobresalen de la pieza inferior servían para fijar máscaras de goma sobre el maniquí y así darle un aspecto más humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *