Diastema ¿Moda o riesgo?

Un artículo encontrado en diariofemenino.com

Diastema

El diastema es esa separación entre los dos dientes frontales que durante años ha intentado corregirse mediante el uso de una ortodoncia que los juntase. Sin embargo, algunas de las celebrities decidieron en su momento que podían ser igual de sexys con algunos de sus defectos físicos o, incluso más, que sin ellos, y así es como hemos llegado al punto en el que muchas mujeres desean el diastema de Madonna o de Anna Paquin.

Lo cierto es que el origen de la fascinación por las bocas de sonrisa partida se remonta al cine francés en la época de Brigitte Bardot, toda una sex symbol que mostraba su defecto sin complejos y convertía su diastema en lo más seductor de su sonrisa.

Tradicionalmente se han venido despertando muchas suspicacias acerca de la gente que poseía este peculiar rasgo en su dentadura, igual que pasaba con los zurdos o con los pelirrojos. En el caso del diastema, siempre se relacionó a sus poseedores como gente con un deseo sexual muy despierto. Puede ser por esta tradición popular que hoy en día mucha gente suspire por tener una boca con los dientes frontales separados y no dude en pagar por ello y en poner en riesgo su salud.

Si ahora uno de los requerimientos de la moda es tener diastema, no nos extraña que sea uno de los tratamientos más demandados en las clínicas dentales.

La gente acude a separarse los dientes por unos 3000 euros. Mediante la tecnología invisalign se consigue separar los dientes frontales un milímetro y medio aproximadamente. Uno de los personajes más cool del panorama nacional, David Delfín, reconoció hace poco que siempre se había sentido fascinado por el diastema y que siempre había querido tener los dientes separados, por lo que no dudó en recurrir a la ortodoncia.

Sin embargo los especialistas alertan de los riesgos que supone provocar una separación dental porque desaparece el engranaje de los dientes. Los problemas derivados de este tratamiento estético van desde dolores de cabeza y cervicales hasta molestias articulares en rodillas y tobillos, porque en realidad se está alterando todo el sistema muscular.
Así que si la naturaleza te ha dotado de este pequeño defecto dental puedes dar las gracias de que la tendencia actual te haya alzado entre los más seductores. Pero en el caso de que tengas una dentadura perfecta, tampoco te arriesgues a perderla por los caprichos de la moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *